Las hermanas Kardashian, y Kourtney, han tenido muchos altercados a lo largo de su vida, pero ninguno como el que se presenció en el último episodio de “Keeping Up With The Kardashians”.

Todo empezó cuando Kim acusó a su hermana mayor de copiar su estilo y usar el mismo tipo de ropa que ella, hecho que Kourtney negó rotundamente, señalando que usar el mismo diseñador no era copiar nada y que era algo que no podía prohibirle.

La pelea se volvió más intensa cuando las celebridades se encontraban rumbo a un homenaje a su fallecido padre, el abogado Robert Kardashian.

“Kim y yo acabamos de tener la pelea más grande. Simplemente se estaba volviendo loca. Me está enviando los mensajes de texto más crueles, morirías. Ella dice: 'Eres la más ingrata’. Entonces yo le dije: ‘¡Dios! Eres una mujer tan mezquina’”, es lo que Kourtney le cuenta a una amiga por teléfono mientras va camino a recoger a Khloé.

“Le dije: '¿Estudias para convertirte en abogado y ayudar al mundo y estos son los tipos de problemas que tienes?' Y ella dice: 'Realmente eres un ser humano miserable y sigues sin entender el problema porque, de repente, te conviertes en una gran humanitaria y hablas sobre los problemas del mundo, a los que no has contribuido ni una onza'", le dijo Kourtney a Khloé.

Por su parte, Kim habló con madre Kris Jenner y dio su descargo: “Básicamente, me metí en la pelea más grande con Kourtney hoy porque ella simplemente es una maldita… Llamé a Kourtney y ella me gritó por teléfono. Me dijo que jamás copiaría mi estilo porque era la que tenía el estilo más aburrido de todas”, señaló.

“Tú maldita, humanitaria falsa. Yo de verdad hago cosas por el mundo y tú lo finges todo el día. Y actúa como, '¡Oh! Hay gente muriendo, Kim'. ¿Y qué demonios estás haciendo al respecto? Entonces, cállate", añadió furiosa la esposa de Kanye West.