Redacción TV+

A inicios de noviembre, confirmó que padece cáncer de mama. Miles de seguidores se solidarizaron con ella y aún continúan expresándole su apoyo vía redes sociales, donde la actriz peruana comparte los tratamientos a los que se somete en el proceso de sanación.

Recientemente, Anahí de Cárdenas se sometió a una mastectomía y compartió en Instagram una fotografía de su cicatriz. “Empiezo quimioterapia pronto y también habrá más cambios. Más inseguridades. Pero vamos a darle la bienvenida a la batalla”, adelantó.

Sin embargo, la también modelo y cantante no es la única figura pública peruana que batallaron contra el cáncer de mama.

Así como ella, la actriz y productora teatral Denisse Dibós fue diagnosticada con cáncer de mama en el 2017. "Con el cáncer hay que batallar siempre, pero salí airosa de mi primera lucha. Tengo que tomar una pastilla por siete años para la prevención”, declaró a Perú21 en junio del 2018.

Diez años atrás, la ex Miss Perú Adriana Zubiate también sufrió esta enfermedad, combatiéndola con duros tratamientos de quimioterapia. Finalmente, la también exconductora de TV se refugió en el deporte y pudo convertirse en madre.

Otra reina de belleza que superó el cáncer de mama fue Nicole Faverón. La modelo peruana detectó un tumor maligno en uno de sus senos cuando aún era adolescente. Se sometió a tratamiento médico; sin embargo, el tumor regresó, lo que provocó la extirpación de una parte de la mama.

No solo importantes figuras del modelaje padecieron de este tipo de cáncer, sino también deportistas destacadas. Este es el caso de la exvoleibolista Denisse Fajardo, quien recibió la noticia en 2011, al poco tiempo de perder a su madre por la misma causa. “Fue como un anuncio. Hace siete meses mi mamita murió de esta enfermedad y en los últimos meses soñaba con que ella se acercaba, me quitaba la ropa y me decía que me hiciera ver. Me fui a revisar y me extirparon un tumor del seno derecho”, confesó.

El cáncer de mama también tocó la puerta de la música al enfermar a Tania Libertad en el 2010. Si bien la ganadora del Grammy Latino venció el tumor maligno, el mal regresó siete años después, obligándola a operarse por tercera vez.

Caso similar le ocurrió a Cecilia Bracamonte al enfrentarse exitosamente al cáncer de mama dos veces. La cantante criolla se sometió a operación y rehabilitación durante su primer diagnóstico. No obstante, tras ocho años, tuvo que volver a hacerle frente a la enfermedad.