Redacción EC

En “La nana”, dio vida a una cándida ama de llaves que hacía de las suyas en la casa de un millonario. Sin embargo, la vida de la actriz era muy distinta a la de la pantalla chica.

En un evento de caridad llevado a cabo hace unos días en Nueva York, Drescher recordó que en 1985, poco antes del inicio de la serie, unos sujetos armados entraron a su hogar para robarle sus pertenencias y violarla, lo que le generó un serio estrés postraumático que se vio reflejado en pérdida de peso.

“Tuve que lidiar con esto y cuando salió a la luz, ¡gracias a Dios estaba en terapia! Mi vida era un desastre, así que me encantaba ir al set y convertirme en Fran Fine, porque era más divertida y despreocupada. Vuelvo a mirar algunos episodios y recuerdo lo que estaba pasando detrás de escena y no era lindo. En 1993 pesaba 64 kilos y para la quinta temporada, pesaba quizás 49”, dijo la intérprete.

Pero la vida de Drescher parecía estar destinada a convertirse en un drama. El final de la ‘sitcom’ en 1999 coincidió con su diagnóstico de cáncer de útero, enfermedad de la que felizmente llegó a recuperarse.

Como si fuera poco, años más tarde se separó de su esposo, el también productor y cocreador de “La nana”, Peter Marc Jacobson, quien reveló su homosexualidad. En una entrevista reciente, él dio detalles sobre esa época:

“Lo que más me costó de salir del clóset fue mi temor a que las personas creyeran que no amaba a Fran. Lo hice, lo hago y ella sigue siendo la mejor amiga que puedo tener. Crecí en un ambiente y una época en la que nadie admitía que era gay y en que enamorarse, comprometerse y casarse era el camino normal. Y eso fue lo que hice. Tuve que enterrar cualquier duda o inquietud que tenía hasta que no pude soportarlo más. Fran es mi mejor amiga desde que nos conocimos a los 15 años en los pasillos del colegio y quizá las cosas hubieran sido diferentes de habernos encontrado de adultos”.

NUEVOS PROYECTOS
Aun cuando Drescher tuvo que superar muchos problemas, ahora, a sus 60 años, parece estar más tranquila que nunca. Su relación con Jacobson, por ejemplo, nunca fue mejor. De hecho, habría que recordar que en el 2011 ambos crearon y produjeron “Happily Divorced”, comedia inspirada en su propia vida en la que una mujer se separa de su esposo luego de que este se declarara homosexual.

Por esta razón es que en los últimos meses corrió el rumor del regreso de “La nana”, aunque la intérprete negó que estuviera en sus planes. “No es verdad, aunque uno nunca debe decir nunca. El rumor se extendió porque declaré que estaba trabajando en un proyecto muy divertido con Peter [Marc Jacobson]. Creo que a la gente le encantará, así que estaré muy feliz de anunciar los detalles cuando todo esté listo”, afirmó.

En la galería de fotos que compaña esta nota hacemos referencia a otros casos de famosos que afrontaban terribles dramas personales durante sus días de éxito y fama.