Redacción EC

ANA VALENZUELA

Las sonrisas y miradas cómplices que intercambian Carolina Cano y hacen evidente el buen momento personal y profesional que atraviesa la pareja. Ellos no solo acaban de iniciar las grabaciones de la miniserie “Mi amor el wachimán 3”, sino que también actúan juntos en la obra “La vida es sueño”. “Me alegra que nos hayan convocado, todo está muy paja. Para que sea la primera vez actuando juntos en el teatro, todo ha ido muy bien”, cuenta Carolina.

En esta obra basada en la creación de Calderón de la Barca, Joaquín interpreta a Segismundo y Carolina a Estrella. Y, tal como sucede en la vida real, sus personajes terminarán enamorados. “Soy la hija adoptiva del rey Basilio. Ella es alegre y divertida. No aceptará casarse con Astolfo y apenas ve a Segismundo, conoce el amor”, adelanta Carolina. “¿Quién la va a culpar de enamorarse?”, bromea, coqueto,

Si bien “La vida es sueño” mantiene los diálogos originales, Joaquín adelanta que la historia se desarrolla en una hora y media. “La estructura se mantiene y todos los que van a verla terminan conmovidos con la historia”, expresa

UN AMOR LIBRE
A Carolina y les va tan bien viviendo juntos que la idea de casarse no es una prioridad. “Estamos bien así, sin presión, divirtiéndonos. Si llega el momento, llegará. No sueño con entrar de blanco a la iglesia”, dice Cano. “Sin presiones [ríe]”, añade Joaquín.

Para el recordado Mike de “Al fondo hay sitio”, firmar un papel no garantiza que una pareja sea  feliz. “Casarte no garantiza que vayas a tener éxito. Mi hermana Katia [Condos] se casó mucho tiempo después de haber convivido con Federico [Salazar]. Tengo otra hermana que no se ha casado y vive feliz con su pareja”, agrega. “O sea, no nos vamos a casar ”,  ironiza Carolina. “Lean entrelíneas”, finaliza con una amplia sonrisa.

Más allá de los afectos, la pareja adelanta que ha sido convocada para actuar en otros proyectos de cine y televisión. “Hay dos posibilidades de trabajar juntos. Una película y algo de televisión”, comenta. “Trabajar juntos nos conviene porque ahorramos en gasolina. Tenemos que ver la economía del hogar”, dice

Con la experiencia de haber compartido su tiempo entre el teatro y la TV, Joaquín admite que prefiere dedicarle el tiempo necesario a cada trabajo. “Admiro a la gente que hace TV y teatro a la vez. Para mí, es incompatible. La tele te exige mucho tiempo”, señala el actor. “En esta chamba a veces viene todo a la vez”, dice Carolina.

La actriz expresa que un ejemplo de pasión por la actuación es su padre, Carlos Cano, quien tras superar una dura lucha contra el cáncer, sigue mostrando su talento sobre el escenario. “Él me puede decir: ‘Hoy no me siento bien’, y lo ves en el teatro y es quien tiene más energía”, comenta, orgullosa.