La actriz teme por la vida de su padre, un hombre de 80 años. (Fotos: GEC/ José Rojas)
La actriz teme por la vida de su padre, un hombre de 80 años. (Fotos: GEC/ José Rojas)

A casi dos meses de iniciar la cuarentena en nuestro país María Victoria Santana, la querida ‘Pánfila,’ no ha salido ni un solo día a la calle, y junto a su familia -sus dos hijos, su madre y padre- han cumplido el confinamiento de una manera estricta en su casa ubicada en Villa El Salvador. Sin embargo, sus progenitores y ella acaban de ser diagnosticados con COVID-19.

Las veces que hemos visto en la televisión María Victoria Santana casi siempre ha estado caracterizada con su ocurrente personaje de la ‘Pánfila’, con el que siempre solía sacarle a todos una sonrisa, esa sonrisa que hoy no cabe en su rostro pues a pesar de que ella y su mamá presentan síntomas leves del coronavirus y van recuperándose, la vida de su papá pende de un hilo.

La historia del drama que vive la comediante inició el lunes, hace apenas cinco días, cuando a su padre le dio un infarto. Según cuenta María Victoria su madre tuvo que recorrer decenas de hospitales y clínicas -mientras ella cuidaba en casa de sus dos pequeños hijos- pero en ninguna encontraba camas. Finalmente llegaron a una en la que lo admitieron y descubrieron que su padre tenía COVID-19 y que esas complicaciones en su salud, eran producto del virus.

MIRA: ‘La Pánfila': María Victoria Santana revela que tiene COVID-19 | VIDEO

“En esa clínica aceptaron a mi papá porque mi mamá les ha suplicado. Ella ha estado desde las cuatro de la tarde de aquí para allá buscando un hospital o clínica. Ahí nos hemos gastado más de 20 mil soles en dos días (entre el balón de oxígeno y el internamiento). Él ha estado internado dos días en la unidad de trauma shock por un paro cardíaco”, explica.

Actualmente el padre de María Victoria está en su casa, en su cuarto han improvisado un espacio para que esté tranquilo, bien cuidado y con los ojos puestos en él, las 24 horas del día. “Está aislado en su cuarto con oxígeno, tensiómetro y un oxímetro que me ha regalado Ernesto (Pimentel)”, nos cuenta.

En medio de su conmovedor testimonio, la actriz pide a Dios que salve la vida de su progenitor. “Me aferro a que la muerte puede arrebatarme a mi padre. Estoy luchándola, él es el papá de mis hijos. Los médicos han dicho que los tres siguientes días son decisivos... O se salva o no. Mi papá ya está hablando, pero tiene miedo, sabe que podría tener una muerte súbita”

En medio de todas estas desgracias, los trabajadores del Ministerio de Salud (Minsa) llegaron a su casa el último jueves y les sumaron más malas noticias: ella y su madre también están infectadas y no saben si sus pequeños tienen el virus. “A ellos no les hicieron, es que ya no hay pruebas, pero asumen que sí”, responde con desesperación.

Lo bueno, dentro de la pesadilla que viven, es que ellas están en la etapa final del virus, y prácticamente ya no tienen síntomas. Igual, todos deben mantener el aislamiento por catorce días más.

Al ser hija única, la situación se le complica algo más a María Victoria, pero ha encontrado apoyo moral y económico entre sus amigos. Al no poder salir de casa -por ejemplo- una tía la está ayudando con la comida y diariamente desde Chorrillos les está llevando alimento a ella y a su familia.

“No tengo un hermano donde apoyarme, pero sí compañeros que me ayudan, nunca faltan personas solidarias. Gracias a Dios, yo siempre he tenido mis ahorros por mi familia, y ante una emergencia. Me alivia que ahora estén siendo bien usados, porque estoy salvando la vida de mi papá”, dice con la voz entrecortada.

A María Victoria siempre la hemos visto aprovechando al máximo su personaje de ‘La Pánfila’, ya sea vendiendo panetones, o chancho al palo, pues emprendimiento es lo que le sobra. Esta terrible noticia no la ha detenido y como siempre se las ha ingeniado.

“La plata sale, pero no entra. Estamos enfermos, pero no derrotados, y yo continúo. Desde el confinamiento, yo sigo haciendo espectáculos virtuales para niños cuando me los piden y también los videosaludos, de esa manera me estoy ayudando en la cuarentena”, asegura.

La artista también hace un llamado al gobierno para que haya mayor fiscalización en los precios de las medicinas. “El Estado está contabilizando cuantos enfermos hay, pero no está ayudando a fiscalizar los precios de las farmacias. Antes una azitromizina costaba un sol, ahora vale 13 soles. Hay mucha gente que está luchando con la enfermedad, con camas, y encima tiene que comprar un medicamento a un precio excesivo”, dice.

Si alguien desea apoyar a María Victoria Santana y a toda su familia, puede hacerlo a través de la cuenta BCP Soles 19418731292095, que está a nombre de la propia actriz cómica.

VIDEO RECOMENDADO

La Pánfila dio positivo a prueba de Coronavirus

'La Pánfila' dio positivo a coronavirus

TE PUEDE INTERESAR