Redacción EC

Tras alcanzar fama, populares personajes de la escena musical y actoral amasaron gran fortuna, sin embargo el dinero no representó mayor importancia para ellos, pues desde siempre estuvieron rodeados de lujos.

Famosos como Lindsay Lohan, Lana del Rey, Taylor Swift, Lady Gaga, Brooke Shields, Ed Sheeran, entre otros, forman parte de esta lista.

Taylor Swift La actriz estadounidense gana millones de dólares al año. Sin embargo su familia tenía un patrimonio importante antes de que ella llegara al estrellato. Su padre es asesor financiero del Bank of America Merrill Lynch y la cuarta generación de presidentes del banco en su familia.

Lana del Rey La cantante alcanzó un éxito muy importante en el mundo de la música hace unos años y hay quienes aseguran que su familia intercedió para que ello ocurra. Lana del Rey es hija del propietario de una agencia de publicidad estadounidense. Y antes de esto, ya se había enriquecido del negocio de las inversiones en dominios de Internet.

Edward Norton El abuelo materno de Edward Norton es un famoso y acaudalado arquitecto llamado James Rouse. Fue un pionero inmobiliario que se hizo multimillonario por trabajos como el puerto de Baltimore y los centros de consumo y convivencia en los suburbios estadounidenses.

Gwyneth Paltrow La actriz estadounidense ya era rica antes de comenzar su carrera artística. Es hija del productor y director Bruce Paltrow y de la actriz Blythe Danner.

Sigourney Weaver La actriz proviene de una acaudalada familia. Es hija de Sylvester 'Pat' Weaver, expresidente de la cadena de televisión NBC, y de Elizabeth Inglis, una consagrada actriz británica.

Lindsay Lohan La actriz siempre ha estado rodeado de lujos y confort. Su padre, Michael Lohan, era broker en Wall Street y al igual que su famosa hija, tuvo problemas con la ley en varias ocasiones.

Brooke Shields La modelo desciende de una familia muy importante de la alta aristocracia estadounidense. Sus antepasados fueron los primeros colonos en pisar la actual Virginia en el siglo XVI. Además, su abuelo paterno fue un importante tenista y su abuela descendía de la infanta Beatriz de Borbón. Su padre fue un alto ejecutivo de Revlon, la prestigiosa marca de maquillaje.

Ed Sheeran Antes de posicionarse en el top musical, el músico ya era rico. Su padre es profesor de arte y su madre, publicista de cultura y diseñadora de joyas. En 1990 sus padres fundaron una consultora de arte independiente llamada Sheeran Lock, que funcionó hasta 2010.

Cara Delevingne La modelo y actriz proviene de una familia de la alta aristocracia inglesa. Su abuela materna era dama de compañía de la princesa Margaret, hermana de la Reina Isabel II de Inglaterra. Además, su madre es jefa de compras de una importante marca inglesa, Selfridges, y su padre es broker de bolsa.

Ariana Grande El padre de la cantante es dueño de una exitosa empresa de diseño gráfico en Boca Ratón y su madre dirige una compañía telefónica y de sistemas de alarmas.

Instagram: Ariana Grande asegura que se prepara para sus shows viendo Bob Esponja | FOTOS Y VIDEO

Lady Gaga La familia de Lady Gaga, según sus propias palabras, provenía de la clase baja y con trabajo llegaron al ambiente de gran prosperidad en el que nació la cantante. Criada en el Upper West Side de Nueva York, esta estrella musical fue al mismo colegio que Paris Hilton: la escuela católica (sólo para chicas) Convento Sagrado Corazón de Manhattan.

Miley Cyrus La rebelde artista es hija del cantante de country Billy Ray Cyrus. Ha sido galardonado siete veces con el premio ventas multiplatino. Ha lanzado 29 sencillos y uno de sus álbumes, Some Gave All, vendió más de veinte millones de copias en todo el mundo.

Adam Levine El cantante ya era rico antes de ser famoso. Su padre es Fred Levine, dueño de M. Fredric, una cadena de multitiendas de ropa al por menor muy exitosa en Estados Unidos.

No te pierdas

No te pierdas