Redacción EC

, esposo de , se pronunció sobre las declaraciones que  dio en su segunda visita a .

En diálogo con ,  le restó importancia al confesionario del ex futbolista y calicó sus palabras de "basura".

"Lo que diga no me importa. Eso es basura. Todo lo dicho es basura", aseguró Greifenstein afirmando que lo ocurrido no afectó en nada su relación con Rivas Plata. "Han pasado 15 años. Es un montón de tiempo para la basura. Eso es y nada más", añadió Bruce.