pidió a los medios de comunicación y al público en general que no compare su boda religiosa con Roberto Martínez con la ceremonia civil que tuvieron Yaco Eskenazi y Natalie Vértiz el pasado 11 de julio.

En diálogo con "América Espectáculos", la conductora de "El gran show" consideró que su matrimonio fue más una fiesta y lo de los 'guerreros' podría considerarse el "cierre" de un acto de amor.

"No comparto la comparación. Mirando para atrás, lo mío fue una fiesta y lo de Yaco fue sellar ante todos lo mucho que se aman. Esa relación ya tiene mucho tiempo, tiene un bebé. Las comparaciones siempre son odiosas", indicó.

Como se recuerda, en las redes sociales se comparó ambos eventos, los que fueron denominados "la boda del año" en su respectivo momento.

En cuánto al tema del éxito en audiencia, Gisela Valcárcel y Roberto Martínez hicieron más de 50 puntos de ráting, mientras que Natalie Vértiz y Yaco Eskenazi apenas llegaron a los 30 puntos.