Magaly Medina inicia este 11 de enero una nueva etapa de "Magaly TV, la firme". (Foto: ATV / difusión))
Magaly Medina inicia este 11 de enero una nueva etapa de "Magaly TV, la firme". (Foto: ATV / difusión))
Sonia del Águila

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cuando intentó ablandar a la “fiera”, que lleva dentro, e ir por caminos menos intrínsecos, alejados de la farándula, fue contra la corriente y perdió el control. inicia el 11 de enero una nueva etapa de “Magaly TV, la firme”, un programa que le reencuentra con sus inicios televisivos, donde el ampay es el protagonista.

“Llego feliz por reencontrarme otra vez con el público, saber que estamos en la preferencia, que mi equipo está unido, que tiene chamba; pero también tenemos el reto de entretener a la gente en tiempos de COVID-19, para que se olvide por un momentito de los problemas, de la pandemia, de la vacuna, de la pérdida de un ser querido”, comenta la periodista.

MIRA: Magaly Medina: “Mis opiniones no pueden ser llevadas a juicio”

-¿Qué cambios veremos en este nuevo reto de entretener?

Vamos a seguir en la ruta que hemos visto el año pasado, este formato no tiene gran variable, la variable son los ampays. Empezaremos destapando cosas que a mucha gente no le gusta, pero -lamentablemente- los ídolos a veces también son seres humanos y se equivocan. Mi equipo de investigación está en buen camino, investigando cosas que nos van a decepcionar mucho.

-¿Por qué crees que a la gente le gusta ver ampays?

Porque nos reconocemos en cada uno de ellos.

-¿Alguna vez sentiste culpa por haber expuesto una infidelidad?

He ido muchos años a terapia justamente para librarme del sentimiento de culpa con el que las mujeres casi casi nacemos. Yo no tengo la culpa de que haya gente irresponsable que no sepa cómo dirigir su vida, no respete a su pareja ni tenga sentido de compromiso. He sentido pena por algunas parejas que consideraba que eran sólidas, pero culpa no. Yo no tengo por qué cargar con culpas ajenas.

-Hace algún tiempo dijiste que la TV te había dado un poder monstruoso. ¿Conservas ese poder?

Ya no, porque creo que me he vuelto una entretenedora más que otra cosa, fundamentalmente nuestro propósito es entretener y divertir, que la gente se olvide de sus problemas durante una hora. Si tengo poder, no lo siento ni lo uso, para qué podría utilizarlo, ¿para hacer campaña política?. Está demostrado que los líderes de opinión no sirven para nada a la hora de producir votos. Fundamentalmente, mi vida personal está al margen de todo, incluso de la televisión, tener poder no me serviría para nada.

-¿Es un personaje lo que vemos de ti en pantalla?

No sé, yo creo que es un personaje que tiene un poco de mí, porque desde chiquita he sido cínica, polémica, mordaz. A mí me enciendes una cámara y me transformo porque siempre he sido una persona muy tímida, la cámara me ha enseñado a desempeñarme mejor.

La periodista tiene el reto de entretener al televidente en tiempos de pandemia. (Foto: ATV / difusión)
La periodista tiene el reto de entretener al televidente en tiempos de pandemia. (Foto: ATV / difusión)

-¿Qué no harías en televisión?

He hecho fundamentalmente todo, lo que está permitido y lo que no. Soy espontánea, no programo lo que voy a hacer, no tengo un guion determinado, no digo voy a bailar, voy a hacer tal cosa. Este año me he propuesto cambiar algunas cosas, voy a tener un profesor de baile, voy a ver si algo aprendo, intentaré cambiar a pedido de mi marido.

-Con respecto a las sentencias que tuviste en el Poder Judicial, ¿consideras que fueron injustas?

Ya ni recuerdo mis sentencias, además soy una persona rehabilitada ante la ley y eso es algo que a veces algunos olvidan. Dicen: “Magaly es una proscrita, la vamos a meter a la cárcel porque se le amontonan las sentencias”. Si alguna cosa considero que fue injusta fue mi sentencia a prisión (acusada de difamación en el caso de Paolo Guerrero), además ya lo han analizado los abogados desde todo punto de vista y ha sido tema de tesis de escuelas de derecho, las cosas que se hicieron mal las han evidenciado los mejores juristas del país. Yo ya no tengo nada que decir al respecto porque nadie me va a devolver los dos meses y medio que pasé en prisión.

-En una entrevista del 2015, dijiste que la gente te pedía que seas la fiera que eras, pero ya no podías serlo. ¿Sigue vigente esa declaración?

He tratado de engañarme a mí misma diciendo eso, siempre digo la fiera se ablandó, no es la misma de antes; pero no puedo ir contra mi naturaleza.

-¿En algún momento pensaste en dejar para siempre la TV?

Me tomé un año sabático, luego volví intentando buscar nuevas maneras, algunas cosas, porque pensé que la gente se había hartado del espectáculo o yo me había hostigado; pero -finalmente- me convencieron de volver otra vez con el contenido de “Magaly TeVe”, y no se equivocaron quienes propiciaron esto. Por ahí va la forma en que tengo que estar en televisión, aunque me interesen otras cosas.

-¿Que otras cosas te interesan?

En su momento me interesó hacer ‘reality’, pero me di cuenta que las personas que llevan el hilo conductor son las que están en el ‘reality’ y no el conductor, y a mí me gusta estar al mando de un programa.

-¿Qué tan importante para ti es lo que el público demande?

Nunca dejo que el público sea el guionista de mi programa, ni influya en mis decisiones, porque el público es muy cambiante y voluble. Toda la vida, mis errores y caídas han sido mi responsabilidad, así que si al público le gusta lo que hago, bacán, de lo contrario, que cambie de canal.

-En una entrevista que compartiste en Instagram, se te escucha decir que no podrías ser representante de la marca Perú porque no eres impoluta, porque eres una prostituta de la televisión. ¿A qué te refieres con esa frase?

A mí se me critica todo, se me cuestiona todo, soy como una prostituta del periodismo porque hago lo que muchos no quieren hacer, lo que los llamados periodistas serios no harían. Soy como una mercader de la información.

-¿Consideras que el nivel de televisión en el Perú es bajo?

Uno tiene el nivel de televisión que quiere tener, pero no creo que sea basura, porque finalmente hay mucha creatividad. A mí no me compete cambiar la televisión, les compete a otros. Lamentablemente cuando uno, por ejemplo, hace un tipo de televisión más seria, más profunda, mucho más culturosa, la gente no ve. Fundamentalmente, la televisión abierta para mí tiene que ser comercial, entretenedora.

, escribió Gracias queridos amigos”. ¿Son amigas? ¿Tienes amigos dentro de la farándula?

Mis amigos son María Pía (Copello), Jessica (Newton) y Rodrigo (González). Conocí a Pía por Rodrigo y a Jessica porque tenemos muchos conocidos en común; además mi esposo y el suyo son amigos. Pero, fundamentalmente, mis amigos están fuera del círculo de la farándula. Nuestro acercamiento (con Daniela) ha venido a raíz de que unos amigos muy queridos la contrataron un día. Mi esposo tenía el sueño de cantar con ella una canción de Christian Nodal, que ella versionó en salsa: “Probablemente”. Nuestro acercamiento se dio por esa canción, ya la van a ver, sale a fin de mes. Entonces, en agradecimiento porque siendo una gran figura aceptó cantar con un desconocido, le obsequiamos ese champagne que a mi esposo y a mí nos gusta mucho. Fue una muestra de gratitud y respeto.

-¿Jorge Benavides llega a ATV? ¿Qué opinas de su ingreso?

Trabajé con él en Latina, allá por el año 98, nos hicimos muy cercanos en esa época, lo aprecio mucho, soy una gran admiradora de su talento. Hablé con él hace unos días, le escribí: “Bienvenido, otra vez nos veremos las caras”. Me parece que es un gran logro de ATV consolidar su horario estelar de los sábados ahora que ya tiene consolidado el bloque de lunes a viernes. Es un gran jale para ATV.

-Tienes un canal de YouTube bastante activo, ¿cómo nace esta iniciativa?

Porque creo que tengo que estar acorde a estos tiempos, creo que el streaming está ahí para explotarlo. Comencé a hacerlo recién, hace poco, con fuerza; antes tenía un Instagram que me creó Rodrigo González, pero no lo usaba, ahora lo uso profesionalmente de la mano de gente que sabe de esto porque me interesa ganar un público que no me sigue por televisión, que solo me ve por redes sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR