Pablo Villanueva, más conocido como , se llevó un gran susto tras sufrir una descompensación por lo que tuvo que ser atendido de emergencia en una clínica local, donde lograron estabilizarlo.

Según narró el humorista al diario Trome, todo empezó con unos mareos. “Estoy en la clínica, me dio mareos y me asusté, porque pensé que se trataba del corazón. Mi médico pide que me cuide porque ya tengo mis años y estar tranquilo- Ya estoy viejo y así es la vejez, pero felizmente me siento mejor y estaré como ‘cañón’”, manifestó Villanueva.

Pablo Villanueva contó que lograron estabilizarlo con unas “vitaminas especiales” y reafirmó que sus malestares son producto de su edad.

“Llevo una vida tranquila, pero los ‘achaques’ ya son por los años. Gracias a Dios no padezco ningún mal, solo es la vejez”, dijo.

Finalmente, el actor cómico se mostró optimista en su pronta recuperación. “Claro que sí. Soy un hombre que a mis años practico deporte y hago ejercicios en mi casa, además cuido mucho mi alimentación y no tomo, porque todavía tengo que velar por mis hijas”, aseveró.