El próximo 31 de julio se cumplen veinte años de la fastuosa boda entre y . Una unión que a pesar que terminó en divorcio cinco años después, sigue existiendo en el colectivo popular a pesar del tiempo transcurrido. Y eso lo demuestra muy bien el comentado reencuentro que la ex pareja protagonizó en la última edición de los Globos de Oro de este año.

MIRA: La historia de Wade Robson, el coreógrafo estrella de Nsync y Britney Spears que denunció de abuso sexual a Michael Jackson

Los actores, asistentes por separado a la mencionada ceremonia celebrada aquel 5 de enero de 2020, se cruzaron tras bambalinas tan solo por unos minutos. Ambos se miraron, se sorprendieron al verse tan cerca y se abrazaron mientras decenas de fotógrafos inmortalizaban el momento.

Segundos después, estas imágenes ya se viralizaban en redes sociales y alimentaban la esperanza de miles de fanáticos que volvían a creer con en una posible reconciliación entre Jen y Brad.

MIRA: Harrison Ford y una nueva investigación por incidente en su avioneta

EL DÍA DE LA BODA

Jennifer Aniston y Brad Pitt se casaron en Malibú, California, en la mansión de la productora de televisión Marcey Carsey. La actriz de “Friends” lució un vestido blanco diseñado por Lawrence Steele mientras que el ganador del Oscar vistió un traje azul y una corbata roja.

A la ceremonia, la cual tuvo un costo de un millón de dólares, asistieron alrededor de 300 invitados, entre podemos mencionar a Courtney Cox, David Arquette, Edward Norton, Salma Hayek, David Schwimmer, Liza Kudrow, Cameron Díaz, entre otros.

MIRA: “Glee”: actores de la serie acusan de racismo y maltrato a Lea Michele

Un acuerdo de confidencialidad impidió que las imágenes de este día sean divulgadas y solo dos fotos, las que todos conocemos de ambos en blanco y negro, fueron distribuídas por los novios.

Según algunos testimonios que se recogieron de aquel día, la boda de Jennifer y Brad fue de ensueño, con muchos detalles románticos que no hicieron más que reforzar la idea del amor que se tenían el uno al otro.

EL DIVORCIO

En 2005, cinco años después de prometerse amor eterno, la pareja sorprendía confirmando lo que meses atrás estaba en boca de todos: el posible affair que habrían iniciado Brad Pitt y Angelina Jolie durante el rodaje de “El Señor y la Señora Smith".

La continuación de la historia es bastante conocida. Tras su divorcio de Jennifer, Brad Pitt confirmaría los rumores y haría formal su relación con Angelina.

Tiempo después, en 2006, Brad y Angelina dieron la bienvenida a su primera hija biológica Shiloh para más adelante formar una familia de ocho integrantes.

Sobre esta separación de Brad Pitt, Jennifer Aniston declaró hace algunos años a la revista Vanity Fair:

“Nos pusieron en un pedestal pero éramos una pareja normal. Pensábamos diferente y no puedes forzar una relación, ni siquiera cuando la gente la tiene idealizada”. A pesar de estas palabras, la actriz tuvo palabras positivas hacia su ex pareja. “Todavía me siento afortunada de haberlo vivido. No sabría lo que sé ahora si no me hubiese casado con Brad. Lo quiero. Lo quiero de verdad. Lo querré el resto de mi vida. Es un hombre fantástico. No me arrepiento de nada. Pasamos siete años muy intensos juntos y aprendimos muchas cosas el uno del otro. Fue una bonita y complicada relación”.

Pitt, por su parte, declaró en 2011: “Me di cuenta de que quería buscar una película interesante porque mi vida real no estaba siendo lo suficientemente interesante. Pienso que mi matrimonio con Jennifer tuvo mucho que ver. Intentábamos aparentar lo que no existía”.

Actualmente, Jennifer Aniston disfruta de una vida profesional que le sonríe. La actriz ganó en enero pasado su primer Golden Globe por protagonizar la serie “The Morning Show” mientras Brad Pitt se llevó a casa su primer Oscar, como Mejor actor secundario por la película “Once upon a time in Hollywood”.

En lo personal, cada uno está divorciado. Brad Pitt se separó de Angelina Jolie en 2016 y Jennifer Aniston hizo lo propio con Justin Theroux en 2018.

Aunque cada uno sigue su vida por separado, quizás para la mente del espectador, esta ex pareja representará, como dijo Jennifer, la idealización de un amor. Quién sabe por cuanto tiempo más.