Redacción EC

Bradley Cooper y su pareja, la modelo , se tomaron sus primeras vacaciones, tras haber sido padres en abril pasado y eligieron un lugar paradisíaco para relajarse y disfrutar del sol: las cristalinas aguas de Tahití.

Rodeados de amigos, la famosa pareja se desconectó de sus múltiples ocupaciones y si bien son muy celosos de su intimidad, sus allegados fueron los que sin querer revelaron el destino de Bradley e Irina.

La top model también compartió algunas instantáneas de su estadía en Tahití, pero sólo para demostrar lo bien que la estaba pasando aunque sin contar con quién estaba disfrutando ese paraíso.

🌤🌴

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

De las fotos que subió a su cuenta de Instagram, la que más llamó la atención es la que mostró su belleza al natural, sin una gota de maquillaje.

(Fuente: GDA La Nación de Argentina)