De arriba hacia abajo y izquierda a derecha: Harvey Weinstein, el gerente de Amazon Studios Roy Price, el director James Toback, John Besh, el fotógrafo Terry Richardson, Leon Wiseltier, entre otros acusados por abusos sexuales. (Foto: AP)
De arriba hacia abajo y izquierda a derecha: Harvey Weinstein, el gerente de Amazon Studios Roy Price, el director James Toback, John Besh, el fotógrafo Terry Richardson, Leon Wiseltier, entre otros acusados por abusos sexuales. (Foto: AP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Proyectos que terminan en la gaveta, estrenos de filmes suspendidos, estudios amenazados y la campaña por el Oscar sacudida: los casos de abuso sexual involucrando a , , Brett Ratner y otros generaron un caos inconmensurable en Hollywood.

Un mes después que el diario y la revistadestaparan el escándalo sobre el deshonrado productor Weinstein, acusado por una centena de actrices y ex empleadas de acoso, agresión sexual y hasta violación, muchos tomaron valor para salir de las sombras y denunciar a otros pesos pesados de la industria sobre conductas similares.

Fue así como iniciaron las denuncias contra Spacey, ganador de dos premios de la Academia, y del director Ratner, entre otros actores, agentes, ejecutivos... Son tantas las revelaciones que el diario se preguntó en su editorial del domingo: "¿Quién será el próximo?".

"Espero que todo este caos pavimente un camino hacia una sanación" en la industria, dijo la estrella Jessica Chastain en una entrevista con la AFP.

Tim Gray, uno de los editores jefe de la revista , dijo que "hay escándalos en Hollywood desde la era del cine mudo, pero era una persona, un incidente".

"Tengo en Variety 30 años y nunca vi una cosa así", indicó.

Cualquier proyecto que tenga el sello de , fundada por Harvey Weinstein y su hermano Bob, se volvió tóxico, cuando apenas meses atrás era una señal de prestigio.

El director Oliver Stone, que inicialmente defendió al productor, decidió después retirar de la compañía su proyecto sobre la serie "Guantánamo".

La más reciente película del estudio "Amityville: el despertar" recaudó apenas 742 dólares en más de una semana en taquilla en Estados Unidos, según el sitio especializado Boxofficemojo.Com.

Y la compañía está al borde de la quiebra.

Otros estudios también se vieron sacudidos por escándalos sexuales, como el gigante de internet Amazon, cuyo director Roy Price renunció tras alegaciones de acoso en su contra.

Daño colateral: la muy esperada serie de televisión de David O. Russell ("Joy: el nombre del éxito", "Los juegos del destino") fue "torpeadeada", explicó la actriz Julianne Moore en el programa "Live with Andy Cohen".

"Con la debacle de Weinstein y otro asunto con, todo el mundo se retiró" del proyecto, dijo la actriz ganadora del Óscar, que trabajaría con Robert de Niro.

Un guionista que trabajó meses en un proyecto de serie para Amazon dijo a la AFP que ahora es una incógnita si se materializará. "Todo el mundo es reemplazable".

El gigante de "streaming" también atraviesa por una crisis con las acusaciones contra Spacey, protagonista de su aclamada serie "".

La producción de la sexta temporada, que sería la última, fue suspendida abruptamente y el lanzamiento de la película "Gore" con el mismo actor, fue cancelado.

por su parte rompió una sociedad de cientos de millones de dólares con la empresa de Ratner ("Una pareja explosiva", "Quiero matar a mi jefe", "El renacido"), que trabajaba en una adaptación del exitoso libro "El jilguero".

"Ésta es una lección para todo el mundo en Hollywood", indicó Gray. "Todo el mundo es reemplazable. Kevin Spacey era la gran estrella de 'House of Cards', se hará entonces sin él".

Los escándalos también afectaron la carrera por el Oscar.

apostaba por el último filme de Ridley Scott, "All the Money in the World", pero con Spacey en el papel principal, el panorama cambia.

Y a cuatro meses de la ceremonia, "quien sabe qué historia vamos a descubrir sobre sobre otros en competencia", añadió Gray.

La Academia expulsó a Weinstein hace un mes, pero otros de los acusados son miembros aún.

Está también el escándalo tras bastidores: el representante Tyler Grasham fue despedido de una prestigiosa agencia y otro agente, David Guillod, renunció, ambos por denuncias sexuales, mientras que Danny Masterson también fue acusado y hay una petición para que Netflix cancele su show.

Para Gray, es evidente "que algo está mal con la industria", destacando los problemas de diversidad, denuncias de discriminación contra minorías y mujeres, y ahora, de abuso sexual.

Y aseguró que si bien "Hollywood adora un gran regreso", lo de Weinstein, Spacey y Ratner "no se puede perdonar".