Así es la clínica en la que se rehabilitan Harvey Weinstein y Kevin Spacey
Así es la clínica en la que se rehabilitan Harvey Weinstein y Kevin Spacey
Redacción EC

Son los protagonistas de los dos escándalos más importantes del año (y quizá de la década, también) en la industria del espectáculo. Ahora, y se encuentran internados en el mismo lugar, una clínica que promete ponerle un freno a sus cuestionadas conductas sexuales.

A Weinstein lo acusan más de 50 mujeres de haber abusado de ellas. Mientras que Spacey, enfrenta una catarata de denuncias de hombres que aseguran que fueron manoseados o acosados sexualmente por él.

El lugar se llama , y es un centro de rehabilitación ubicado en Arizona que ofrece un surtido menú de terapias al que puede accederse previo pago de 37 mil dólares. La clínica se define como "el principal centro de tratamiento hospitalario para la adicción al sexo de los Estados Unidos".

"En una comunidad segura y enriquecedora, los hombres son guiados en su viaje de recuperación al examinar las causas subyacentes de sus adicciones y trastornos", señala la web oficial de la institución. Y agrega: "La meta es que los individuos ganen confianza para hacer frente a la enfermedad, incluido el dolor y la pérdida. Trabajar para sanar un trauma emocional, y ser responsables de sus propios sentimientos"

Según trascendió, el programa Gentle Path, al que está siendo sometido Spacey, tiene una duración de 45 días. El tratamiento incluye sesiones de terapia, clases de arte expresivo, equinoterapia, mindfullness, clases de yoga y tai chi, y cuenta con la dirección del doctor Patrick Carnes, un especialista que cuenta con más de 30 años de experiencia en este tipo de trastornos.

En la clínica hay plazas para 28 pacientes masculinos. The Meadows separa a hombres y mujeres en sus programas de rehabilitación y allí son monitoreados las 24 horas. El programa incluye también un apoyo farmacológico con antidepresivos y hasta antiandrógenos para suprimir los impulsos sexuales.

El ingreso del protagonista de "" a la clínica se produjo este fin de semana, según informó el .

Allí también se trata a pacientes con cuadros de alcoholismo, desórdenes bipolares, ludopatía, depresión, anorexia y distintas adicciones, como al trabajo, al sexo y hasta al amor.

Selena Gomez, Tiger Woods y Kate Moss son algunas de las celebridades que pasaron por allí para recibir tratamiento.