A la izquierda, Megan Fox en la serie "Two and a Half Men"; al centro; rodeada de sus fans durante la premier de "Teenage Mutant Ninja Turtles"; a la derecha, en "Transformers". Fotos: CBS/ Robyn Beck para AFP/ UIP.
A la izquierda, Megan Fox en la serie "Two and a Half Men"; al centro; rodeada de sus fans durante la premier de "Teenage Mutant Ninja Turtles"; a la derecha, en "Transformers". Fotos: CBS/ Robyn Beck para AFP/ UIP.
Juan Luis  Del Campo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los íconos sexuales han existido a lo largo de la historia. Marilyn Monroe fue el símbolo de los 50, mientras que Raquel Welch dominó los 60 y 70. La década de los 90 fue el reinado de Pamela Anderson, mientras que los 2000 fue el tiempo de una actriz llamada , quien por casi una década se convirtió en la obsesión de millones, antes de pasar a una existencia más tranquila. Ahora que Fox cumple 35 años este 16 de mayo, es un buen momento para revisar su carrera, su alza a la fama y qué pasó con ella desde que se alejó parcialmente de los reflectores.

MIRA: Emiliano Zurita sobre “El baile de los 41″: “No importa el poder que tengas, tu orientación sexual a veces te limita”

INICIOS

Megan Denise Fox nació el 16 de mayo de 1986 en la localidad de Oak Ridge, Tennessee, hija de Gloria Darlene Cisson y Franklin Thomas Fox. , su interés por la actuación inició desde muy temprano.

Quería ser actriz desde que tenía dos años. Mi madre me dijo que era la única cosa que dije que quería hacer”, recordó. “Cuando tenía cuatro o cinco años vi ‘El mago de Oz’ y por un año le pedí que me llamara Dorothy. Cuando mi mamá me explicó que Dorothy no era real, que una actriz la interpretaba, decidí que quería ser una actriz”.

En busca de cumplir su sueño, Megan Fox empezó a modelar a los 13 años, ganando reconocimientos dentro del rubro. Dos años después, tuvo su debut actoral como una de las villanas de la película de las hermanas Olsen “Holiday in the Sun” (2001).

Cabe señalar que la sexualización de Megan Fox ocurrió bastante temprano en su carrera, incluso cuando era menor de edad. Un ejemplo de esto fue su aparición en un episodio de la primera temporada de “Two and a Half Men” en 2003, donde interpreta a la nieta de Bertha, la mucama de Charlie Harper (Charlie Sheen).

Jon Cryer junto a Megan Fox en el episodio de la primera temporada "Camel Filters and Pheromones". (Foto: CBS)
Jon Cryer junto a Megan Fox en el episodio de la primera temporada "Camel Filters and Pheromones". (Foto: CBS)

Otra fue una participación en la película “Bad Boys II” (2003). La cinta fue particularmente importante para la carrera de Fox ya que puso en contacto con el realizador Michael Bay, pero también mostró cómo Hollywood vería a la actriz en adelante.

Según lo que relató que data del 2009, Fox obtuvo trabajo como extra en “Bad Boys II” para una escena en un club nocturno, pero debido a que tenía solo 15 años no la podían poner junto al resto de extras en el bar ni sujetando una bebida alcohólica. La solución a la que llegó Bay fue ponerla bailando en bikini y con un sombrero de vaquero.

Para 2004, Fox tuvo su primera participación en un rol prominente al convertirse en la rival del personaje de Lindsay Lohan en la comedia “Confessions of a Teenage Drama Queen” (2004). También se volvió una de las protagonistas de la sitcom “Hope & Faith”, donde conoció a quien fue su esposo de casi una década, el actor Brian Austin Green.

AUGE Y CAÍDA DE UNA ESTRELLA

Su lanzamiento al estrellato ocurrió a manos de Michael Bay, luego de ser elegida en el rol de Mikaela Banes en la primera adaptación live-action de “Transformers” junto a Shia LaBeouf.

Megan Fox en "Transformers" (2007), el rol que la lanzó al estrellato. (Foto: Paramount Pictures)
Megan Fox en "Transformers" (2007), el rol que la lanzó al estrellato. (Foto: Paramount Pictures)

El rol convirtió a Fox en un símbolo sexual, apareciendo en portadas de revistas como Maxim, Elle y GQ UK. También fue elegida la “mujer más sexi del mundo” por revistas para hombres como For Him, basándose en una encuesta de sus lectores.

Después de un 2008 en la que actuó en películas menores como la comedia británica “How to Lose Friends & Alienate People” y el drama “Whore”, en 2009 regresó a la atención del mundo con la película de humor negro “Jennifer’s Body” y el ‘blockbuster’ “Transformers: Revenge of the Fallen”

Pero choques durante la producción de la película terminaron afectando negativamente su carrera. En particular, fue la comparación de Michael Bay a figuras como Adolfo Hitler o Napoleón Bonaparte en la que inició su pelea con el poderoso realizador.

Él (Bay) es como Napoleón y quiere crear esta loca, infame reputación de ser un demente. Él quiere ser como Hitler en el set, así que lo es”, afirmó Fox. “Es una pesadilla trabajar con él, pero cuando te alejas del set, cuando ya no está en modo de director, de alguna manera me gusta su personalidad porque él es tan torpe, un torpe sin remedio. No tiene habilidades sociales. Y es conmovedor verlo. Es vulnerable y frágil en la vida real y es un tirano en el set”.

Estos comentarios llevaron a que miembros del equipo de producción publicaran una carta en la que defendían al realizador y acusaban a Fox de “no tener clase ni gracia”, además de otros calificativos negativos que no merecen ser incluidos. Como consecuencia de la pelea con Bay, Megan Fox también fue excluida de “Transformers: Dark of the Moon” a pesar de que tenía un contrato de hasta tres películas con la franquicia.

Esto, añadido a la mala recepción que tuvo “Jennifer’s Body” y el hecho que todos los proyectos que le ofrecían buscaban sexualizarla, causó que sufriera una crisis nerviosa.

Creo que tuve un genuino colapso mental donde no quería hacer nada”, dijo . “No quería ser vista, no quería que me tomaran una foto, participar en una revista, caminar por una alfombra, no quería ser vista en público para nada debido al miedo, la creencia, la absoluta certidumbre de que se burlaran de mi, me escupirán, o que alguien me gritará, o que la gente me lanzará piedras o atacará solo por estar en el exterior... así que pasé un momento muy oscuro después de eso”.

En la misma nota, la actriz lamenta la falta de apoyo por parte de sus colegas y las activistas feministas durante esta etapa de su vida. “A pesar de que me considero feminista, siento que las feministas no quieren que sea parte de su grupo”, reflexionó.

Su perspectiva empezó a cambiar en 2012, cuando dio a luz a su primer hijo Noah. “Creo que me tomó quedar embarazada, ese fue el primer verdadero progreso donde mi forma de pensar cambió, mi mente se abrió y pude verlo todo a la distancia”, señaló. “Y luego otro hijo, y otro hijo, y con cada niño sentí que siempre han sido la puerta de entrada para una mejor versión de mi misma.

Bajo esta nueva perspectiva, Fox hizo las paces con Bay y juntos trabajaron en las películas de las “Teenage Mutant Ninja Turtles” (2014) y su secuela del 2016, en las que la actriz tuvo el papel principal de April O’Neil.

Tuve que aguantar dos años de prensa muy negativa”, recordó Megan Fox . “Había esta percepción de que de alguna manera había sido expulsada de Hollywood. Lo positivo fue que me obligó a ser bastante introspectiva y decir ‘no estabas totalmente en lo cierto en esta situación’. Hice contacto (con Bay) y tuvimos un intercambio genuino. Desde ese punto, todo estuvo bien”.

PROYECTOS POSTERIORES

Desde entonces Megan Fox ha continuado trabajando en Hollywood, aunque sin la prominencia de antes. En la televisión, reemplazó temporalmente a Zooey Deschanel como parte de la ‘sitcom’ “New Girl” luego de que la actriz tuviera que ausentarse por maternidad. También ha actuado en películas como “Zeroville” (2019) y “Rogue” (2020), con proyectos como el thriller “Till Death” también en el horizonte.

Mientras tanto, la atención de la prensa se ha volcado sobre ella por su divorcio en 2020 con Brian Austin Green, así como , más conocido como Machine Gun Kelly.

Pero la mayoría de su tiempo está dedicado a sus tres hijos Noah, Bodhi y Journey, cuya crianza comparó en una reciente aparición en “The Kelly Clarkson Show” con el programa de artes marciales mixtas UFC Fight Night. “Se quieren. Son los mejores amigos, pero las peleas nunca terminan porque tienen tanta energía y son tan revoltosos que es siempre un barullo.”

VIDEO RECOMENDADO

Dave Bautista nos habla de "Army of the Dead". (Fuente: Saltar Intro)
Dave Bautista nos habla de "Army of the Dead". (Fuente: Saltar Intro)

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS