Hace unos días, un estudio realizado por la cadena FX soltó una cifra abrumadora: 455 series originales se emitieron en televisión –incluyendo servicios de streaming– durante el 2016 en Estados Unidos. Aunque no todas llegaron a ser emitidas en Latinoamérica, la cantidad de estrenos no deja de ser aplastante. A mediados del 2015, John Landgraf, CEO de FX Networks, resumió el momento actual de la pantalla chica en una frase: "Simplemente hay demasiada televisión". Lo dijo en un panel de la Asociación de Críticos de Televisión (TCA, por sus siglas en inglés), en el que además acuñó el término 'peak TV' para referirse despectivamente al exceso de producto (series) que se está dando en la industria televisiva. Y en el 2015 se estrenaron poco más de 400 series.

Si a esto sumamos que servicios como Netflix (que este año ha estrenado decenas de producciones originales) y Amazon (que acaba de abrir su servicio global) han hecho del 'binge watching' su razón de ser, podemos concluir que el televidente está siendo bombardeado por una oferta que sobrepasa los límites naturales. La popularidad hoy está regida por la viralidad (a veces en exceso, como el caso de "") y el boca a boca. Un ránking con las mejores series no deja de ser el ejercicio de recomendar a otros lo que nos ha sido humanamente posible ver durante el año.

Ese es el ejercicio que nos toca hacer ahora: la pantalla chica continúa ofreciéndonos dramas exquisitos, con desarrollos de personajes notables –algo que se echa en falta cada vez en el cine–. Lo mejor que vimos este año en pantalla estuvo en HBO y se llama "The Night Of". La historia de un joven de origen árabe en Nueva York al que todo lo que le pudo salir mal, le salió mal. Tras tomar sin permiso el taxi de su padre, recoge a una chica a la que conoce en la ciudad. Se drogan, pasan la noche juntos y ella amanece acuchillada en su habitación. Nasir (interpretado por Riz Ahmed) se pone nervioso y deja todas las pistas posibles para que lo señalen como culpable, y tras la huida es capturado. Lo que sigue es un choque contra la realidad social y legal de un sistema estadounidense que muchas veces puede ser cruel y racista. Notables las actuaciones de John Turturro y Bill Camp. Dato: esta serie es original del desaparecido James Gandolfini, quien iba a hacer el papel de Turturro en la ficción.

—Historias destacadas—

Otra de las joyas televisivas que nos regaló el 2016 es "American Crime Story: The People vs. O.J. Simpson" (FX). Solo un drama de la vida real tan bien desarrollado puede sacar del encasillamiento a David Schwimmer y reunirlo con un elenco conformado por John Travolta, Cuba Gooding Jr. y una soberbia Sarah Paulson. Bien ganados todos los Emmy que obtuvo.

A inicios de año, "Better Call Saul" (AMC/Netflix) demostró que Vince Gilligan y compañía pueden seguir haciendo obras maestras después de "Breaking Bad"; mientras que "Juego de tronos", que difícilmente tiene una temporada por debajo del promedio, nos regaló dos episodios de antología: el entrañable "The Door" y el cinematográfico "La batalla de los bastardos".

"Stranger Things" nos hizo volver a los ochenta con una trama de misterio que tuvo a Winona Ryder como protagonista, solo detrás de un grupo de carismáticos niños que se robaron el corazón de la audiencia: Millie Bobby Brown, Gaten Matarazzo, Caleb McLaughlin y Finn Wolfhard.

—Tecnología y poderes—

La ciencia ficción destacó también en la pretenciosa "Westworld" (HBO), cuyo estreno significó tener a Anthony Hopkins de regreso a la pantalla chica. Aunque en la serie sobresalieron mucho más las notables actuaciones de Jeffrey Wright, Evan Rachel Wood y Thandie Newton. En tanto, la recientemente estrenada "The OA" –producida por Brad Pitt y estelarizada por Brit Marling– destaca entre los estrenos originales de Netflix.

Los superhéroes también hicieron sentir su poder este año, esta vez de la mano de DC, que reunió a sus figuras televisivas de las series "Flash", "Supergirl", "Arrow" y "Legends of Tomorrow" en un capítulo crossover que marcó un hito en la televisión. Marvel, por su parte, mantuvo el nivel en alto con la segunda temporada de "Daredevil".

El villano del año, sin duda, fue Negan, en "The Walking Dead". Jeffrey Dean Morgan prácticamente se robó el show desde el estreno de la séptima temporada de la serie. Otra mención honrosa: la controversial y futurista "Black Mirror". La televisión no para.

PUNTO DE VISTA

La televisión que hace falta en el Perú
La producción de ficciones en el Perú continúa en deuda. Más allá de "Al fondo hay sitio" (que llegó a su fin este año tras culminar su octava temporada) y las series/telenovelas habituales de Michelle Alexander y Del Barrio Producciones, solo TV Perú apostó por el género con "Nuestra historia", un intento por hacer las cosas bien con actores como Óscar Carrillo, Stephanie Orúe, Hernán Romero, entre otros.

América Televisión emitió en horario estelar "Mis tres Marías" y "Valiente amor", ambos intentos de Michelle Alexander, quien este 2016 celebró 10 años produciendo series. Muchas de ellas se convirtieron en su momento en las más vistas. El canal de Montero Rosas también acaba de estrenar "El regreso de Lucas".

La telerrealidad parece haber invadido los demás canales, que no incluyeron en sus parrillas este tipo de historias. 

TAGS RELACIONADOS