Al centro David Benioff y D.B.Weiss, productores de "Game of Thrones" que cambiaron esta historia momentáneamente por "Star Wars", pero que ahora trabajan para Netflix. Fotos: Lucasfilm/ HBO/ AFP
Al centro David Benioff y D.B.Weiss, productores de "Game of Thrones" que cambiaron esta historia momentáneamente por "Star Wars", pero que ahora trabajan para Netflix. Fotos: Lucasfilm/ HBO/ AFP
Alfonso Rivadeneyra García

Crear una serie de éxito no garantiza repetir el plato, sino pregúntenle a Joss Whedon, que después de “Buffy” no volvió a desarrollar algo propio con el mismo impacto. Tras el fin de “”, sus creadores David Benioff y D.B. Weiss podrían acabar del mismo modo, pero eso no significa que se queden sin trabajo. Estamos en la Segunda Era Dorada de la Televisión, gracias a la cual estos hombres ya tienen un trato millonario en el bolsillo. Ellos ganan, pero... ¿Pasará lo mismo con su nuevo jefe, Netflix, que se los arrebató a Disney? A continuación, una saga de la vida real donde el dinero y las traiciones son moneda corriente en la guerra por el suscriptor.

EPISODIO I: LA CAÍDA DE LOS GIGANTES

El 2018 empezó con el anuncio de que Benioff y Weiss escribirían una nueva trilogía de “Star Wars”, un comunicado donde ambas partes manifestaron su emoción por lo que vendría; anuncio que ya era visto con malos ojos, esto por las cuestionables decisiones que tomaron con la trama de la serie de HBO.

En abril del 2019 llegó la temporada final de “GOT”, y con ella la avalancha de críticas para D&D, que por fin sintieron la pegada y tomaron medidas para defenderse de sus detractores: incluso cancelaron su presentación en la Comic Con de San Diego, donde sí estuvieron los actores (quienes no tomaron preguntas del público, anticipándose a las puyas).

Vayamos unos meses al futuro: el sábado 26 de octubre Benioff y Weiss participaron en un panel del Festival de cine de Austin (Texas), donde revelaron con la confianza de quien ya se embolsó millones de dólares, que ; trátese de trabajar con los diseñadores de vestuario o incluso evitar cometer errores básicos de escritura. Literalmente, dijeron no tener idea de por qué George R.R. Martin, en cuyas novelas se baso “Game of Thrones”, les confió la obra de su vida. El 28 de octubre Deadline confirmó que ya no iban más en “Star Wars”, pero antes de esa renuncia habría algo más de drama.

Benioff y Weiss, si bien ganaron el Emmy a Mejor serie dramática por "Game of Thrones", han sido duramente criticados. Foto: AFP.
Benioff y Weiss, si bien ganaron el Emmy a Mejor serie dramática por "Game of Thrones", han sido duramente criticados. Foto: AFP.

EPISODIO II: UNA GALAXIA EN APUROS

El pobre desempeño de los showrunners hacía sudar a los fans de “Star Wars”, quienes en desde el anuncio de la contratación de Benioff y Weiss sufrieron dos golpes. El primero fue la pobre recepción en la crítica de “Solo: A Star Wars Story”, cinta protagonizada por Emilia Clarke (Daenerys en “Game of Thrones”) y Alden Ehrenreich (“Hail Caesar”); que tuvo el peor desempeño en taquilla de la saga en los últimos 10 años.

Tras ello Bob Iger, principal ejecutivo de Disney, dijo que “Star Wars” se tomará una pausa tras el estreno del Episodio IX en diciembre del 2019; anuncio que sembraba las dudas sobre cuándo llegaría la criatura galáctica de D&D. “Haremos una pausa, un poco de tiempo, y reiniciaremos”, dijo, "porque la saga de Skywalker llega a su fin con esta novena película. Habrá otras películas de Stars Wars, pero habrá un poco de pausa”.

“El 28 de octubre Deadline confirmó que ya no iban más en “Star Wars”, pero antes de esa renuncia habría algo más de drama”.


Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) en uno de los episodios más criticados de "Game of Thrones". Foto: HBO
Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) en uno de los episodios más criticados de "Game of Thrones". Foto: HBO

EPISODIO III: UN MESÍAS DE OTRO UNIVERSO

Entre la caída de “Solo” y la sentencia de Iger ocurrió un hecho crucial para entender el futuro de “Star Wars”: ; un dato que (como dice “Te lo resumo”) es de vital importancia y al que regresaré más adelante en este artículo. En julio del 2019, , Amazon tenía la ventaja en las negociaciones para contratar a Benioff y Weiss; asunto en el que Disney también había metido su cuchara por medio del canal FX (que les pertenece tras la compra de Fox). Fue Netflix quien terminó de convencerlos para cambiar de bando, trato revelado en agosto y valorizado en US$ 200 millones, una de las grandes apuestas del servicio de streaming por el lado del talento intelectual

¿Podrían D&D aceptar este trabajo cuando ya tenían un trato con Disney? Tal vez, pero hay que considerar que la “Casa del ratón” lanza este mismo año (12 de noviembre) Disney+, plataforma de streaming que promete ser el competidor más fiero de Netflix. La salida de los creadores de “Game of Thrones" era más que obvia, pero... ¿cómo sacarlos sin crear un mini pánico entre los fans y prensa especializada?

Allí entra la figura de Kevin Feige, productor general del lucrativo Universo Cinematográfico de Marvel. A fines de septiembre THR tenía la exclusiva: él trabajaría con Kathleen Kennedy, productora de Lucasfilm, para construir “una nueva era en la narrativa de Star Wars”. Con el futuro de la Guerra de las Galaxias asegurado en el cine —donde Rian Johnson también está involucrado— no quedaba más que anunciar que D&D eran libres para ir a otra trinchera.

Sin D&D, son Kevin Feige (foto) y Rian Johnson los responsables de rescatar "Star Wars". Foto: Marvel.
Sin D&D, son Kevin Feige (foto) y Rian Johnson los responsables de rescatar "Star Wars". Foto: Marvel.

EPÍLOGO: GRANDES APUESTAS

Mientras el futuro de Westeros está lejos de Benioff y Weiss, pues el ya confirmado spin-off de los Targaryen “House of the Dragon” será producido por el mismísimo George R.R. Martin y Ryan Condal (“Colony”); es Netflix quien espera conseguir nuevos éxitos de la mano de los mismos showrunners que describieron su tiempo en “Game of Thrones” como una “escuela de cine muy cara” (por lo poco que sabían del medio al hacer el trabajo por el que los contrataron).

Al menos Netflix tiene otros dos ases bajo la manga que, a diferencia de D&D, sí han demostrado una producción televisiva respaldada por la crítica y los rátings: Shonda Rhimes (“Grey’s Anatomy”, “Scandal”) y Ryan Murphy (“American Crime Story”, “Glee”), contratados por US$ 150 millones y US$ 300 millones, respectivamente. ¿Los padres de “Game of Thrones” resultarán un buen negocio para Netflix? ¿O acaso será otro traspié, como la millonada que ya gastaron en “The Get Down” de Baz Luhrmann? En la guerra por el suscriptor, cualquier error se paga caro.