De izquierda a derecha "Mulan" (Disney+), "The Umbrella Academy" (Netflix), "The Mandalorian" (Disney+) y "Stranger Things" (Netflix). Contenidos exclusivos y, al mismo tiempo, armas para mantenerse en la cima de la guerra por el streaming. Fotos: Netflix/ Disney.
De izquierda a derecha "Mulan" (Disney+), "The Umbrella Academy" (Netflix), "The Mandalorian" (Disney+) y "Stranger Things" (Netflix). Contenidos exclusivos y, al mismo tiempo, armas para mantenerse en la cima de la guerra por el streaming. Fotos: Netflix/ Disney.
Juan Luis  Del Campo

Cuando Bob Iger anunció la salida de un 8 de agosto del 2017, el entonces CEO de la Walt Disney Company afirmó que la entrada en los servicios de streaming era un paso esencial para la supervivencia del gigante del entretenimiento. Hoy, en medio de una crisis mundial que ha paralizado sus negocios de cruceros y diezmado la industria del cine y de parques de diversiones, fue el propio Disney+ el principal rayo de luz en su reciente informe trimestral de ganancias.

MIRA: Disney+ llegará a Perú y el resto de Latinoamérica en noviembre

Y es que el 3 de agosto el nuevo CEO de Disney, Bob Chapek, anunció que Disney+ había llegado a los 60,5 millones de suscriptores pagados a nivel mundial, un hito, pues las propias predicciones de la empresa estimaban que lo lograrían recién en 2024.

Fue el anuncio del crecimiento mayor al esperado de Disney+, así como menores pérdidas que las vaticinadas en los otros rubros de Disney, los que hicieron que las acciones de la casa del ratón subieran un 8,9%, su máximo en más de cinco meses.

En los últimos meses el servicio de streaming ha adquirido mayor importancia para la compañía, pero este adquirió una nueva dimensión cuando el 4 de agosto se reveló que el esperado estreno de “Mulan”, película cuya llegada a los cines fue interrumpida por la pandemia mundial, por el precio adicional de US$29,99, un experimento que probablemente afectará la manera de actuar en el futuro del gigante del entretenimiento.

El 'remake' de "Mulan", destinado para el mercado chino, fue uno de las principales víctimas de la pandemia del coronavirus. Ahora ya no será estrenada en cines sino que saldrá en el servicio de streaming Disney+ por una tarifa adicional de US$29,99. (Foto: Disney Enterprises, Inc. vía AP)
El 'remake' de "Mulan", destinado para el mercado chino, fue uno de las principales víctimas de la pandemia del coronavirus. Ahora ya no será estrenada en cines sino que saldrá en el servicio de streaming Disney+ por una tarifa adicional de US$29,99. (Foto: Disney Enterprises, Inc. vía AP)

CRECIMIENTO MAYOR AL ESPERADO

Cuando Disney+ se estrenó el 12 de noviembre del 2019 la prensa llamó a la movida . Razones no faltaban, la compañía había apostado no solo US$2,6 mil millones en conseguir la tecnología necesaria para incursionar en el complicado mundo del streaming, sino también veía pérdidas millonarias en sus exitosos negocios de licencia de contenido no solo en el propio Disney, sino también en el canal de televisión deportivo ESPN y el otro servicio de streaming Hulu, cuyo control logró después de adquirir 21st Century Fox en marzo del 2019.

Pero la apuesta pareció dar resultado, con un lanzamiento que los dejó con 10 millones de suscriptores en las primeras 24 horas, esto a pesar de estar solo disponible en los Estados Unidos, Canadá y Países Bajos. Una semana después, la plataforma seguía creciendo al expandirse a Australia, Nueva Zelanda y Puerto Rico.

Parte de su atractivo era su menor precio a la competencia, de US$ 6,99 al mes, así como su catálogo de contenido familiar, siendo el sector de programación para menores uno de los más importantes. Adicionalmente, en los Estados Unidos Disney+ ofrece un paquete de US$12,99 que incluye al servicio de streaming Hulu y el canal especializado en deportes ESPN+.

Para el primer trimestre del 2020, el servicio de streaming de Disney empezó a estar disponible en varios países de Europa (incluyendo España, Italia, Alemania y el Reino Unido), expansión que se tradujo en un robusto crecimiento de alrededor de 26,5 millones de usuarios, con contenido como la exitosa serie de Star Wars “The Mandalorian”, nominada a múltiples premios Emmy, haciendo de embajadores para la marca.

Escena de "The Mandalorian", la exitosa serie de Disney+ que ha sido nominada al Emmy por Mejor serie dramática. (Foto: Disney+ vía AP)
Escena de "The Mandalorian", la exitosa serie de Disney+ que ha sido nominada al Emmy por Mejor serie dramática. (Foto: Disney+ vía AP)

La pandemia del coronavirus, que devastó los otros negocios de la Walt Disney Company, es señalada como una de las principales razones para el aumento de usuarios. , su principal rival, se ha visto beneficiado con 26 millones de nuevos suscriptores en los dos primeros trimestres del año, un número que solo pudo compararse con sus ganancias en todo el 2019 de 28 millones de nuevos suscriptores. Sin embargo, en el caso de Disney+ hay otras razones por las cuales ha visto un acelerado aumento.

Uno de ellos fue su incursión en la India en abril, , parte del grupo Disney tras la adquisición de 21st Century Fox. Este servicio de streaming con más de 300 millones de usuarios mensuales ofrece el contenido de Disney+ por el monto de 1.499 rupias anuales, el equivalente a US$20. Para mayo de este año el servicio de streaming de Disney tenía 8 millones de suscriptores en el subcontinente hindú.

Otro factor que ayudó a la expansión fue la inclusión de una versión grabada del musical “Hamilton” a Disney+ el 3 de julio, estreno que llevó a que durante su primer fin de semana.

Y mientras Disney+ busca ganar más usuarios en los mercados donde ya está disponible, este 3 de agosto también anunció su expansión a Latinoamérica - incluyendo el Perú - . Aunque por el momento no se han anunciado cuestiones como precios - todavía no recibimos respuesta de sus representantes- , se presume que mantendrán su intento de ponerse en un precio competitivo o menor al de su principal Netflix, cuyo plan estándar en el Perú asciende a los S/.24.90.

¿QUÉ COMPETENCIA PUEDE DARLE A NETFLIX?

Con casi cien años de existencia, cientos de películas y miles de hora de programación, Disney es quizás una de las compañías mejor preparadas para competir con Netflix. La importancia de este contenido era conocida por la compañía dirigida por Reed Hastings, quien en 2012 llegó a un acuerdo para compartir sus productos por el servicio por streaming cuando estaba todavía en ascendencia.

Además de los personajes de Disney, la compañía del ratón tiene posesión de propiedades como Marvel, incluyendo las exitosas películas del Universo Cinematográfico Marvel, la franquicia de Star Wars y a gigantes de la animación como Pixar. Adicionalmente, con la adquisición de 21st Century Fox, sumó a su portafolio a populares series como “Los Simpsons”, haciendo en general un catálogo una oferta bastante atractiva para cualquier consumidor.

Foto del Magic Kingdom completamente vacío en marzo del 2020. La pandemia del coronavirus ha reducido severamente el negocio de parques de diversiones de la Walt Disney Company. (Foto: REUTERS/Gregg Newton)
Foto del Magic Kingdom completamente vacío en marzo del 2020. La pandemia del coronavirus ha reducido severamente el negocio de parques de diversiones de la Walt Disney Company. (Foto: REUTERS/Gregg Newton)

Sin embargo Disney+ no está sin desventajas y su necesidad de ser un ‘servicio familiar’ les ha costado proyectos como la secuela de su popular ‘sitcom’ “Lizzie McGuire”, cuya premisa fue considerada demasiado oscura para el público al que apuntan. También les ha causado controversia por sus intentos de censurar películas con imágenes que en otros casos se considerarían inocuas, .

En los Estados Unidos la compañía puede lidiar con esta falencia al ofrecer su servicio junto a Hulu, donde puede colocar su contenido más para adultos, pero en otros mercados no tiene la misma opción. Muestra que esta es una debilidad que se ha tomado en serio, Bob Chapek, CEO de Disney, , un nuevo servicio con miras a salir en 2021 que ofrecerá contenido que no pondría en Disney+ como las series de FX, ABC y Freeform, así como películas de Searchlight y 20th Century Studios (antes de Fox).

Otro problema con Disney+ es la falta de contenido original. Además de “The Mandalorian”, algunas ‘docuseries’ y ‘realities’, no hay demasiada oferta de Disney+ que no haya estado antes en cines o en la televisión.

Programas como “WandaVision”, “The Falcon and the Winter Soldier” y “Loki” iban a servir para mejorar la oferta, pero estas esperadas producciones se han visto pospuestas por la pandemia del coronavirus hasta una fecha indeterminada. Mientras tanto servicios rivales como Netflix y Amazon Prime Video han podido continuar sacando su contenido original durante estos tiempos, dado que este fue grabado meses antes de la crisis mundial.

Un último número a comparar es el número de suscriptores que si bien no revela tanto como se quisiera, tomando en cuenta que Netflix le lleva 12 años de ventaja a Disney+ en el negocio de streaming, al menos permite ver a qué número el servicio del ratón podría apuntar para llevarse el trono. Actualmente la compañía dirigida por Reed Hastings mantiene a 193 millones de suscriptores según las últimas cifras de julio de este año, tres veces que Disney+. A pesar de la gigantesca brecha, predice que este último servicio llegará a los 202 millones de usuarios para 2025. Según este mismo análisis, en ese mismo periodo Netflix alcanzará entre los 238 a 258 millones suscriptores, mostrando una diferencia menor entre las empresas rivales.

¿ENFRENTAMIENTO O CONVIVENCIA?

Por supuesto Netflix y Disney+ no son los únicos servicios de streaming en existencia. Mencionando algunos de los más prominentes compiten también Hulu (en los Estados Unidos) y Amazon Prime Video, así como los más recientes Apple TV+, HBO Max y Peacock. La competencia entre estos servicios rivales ha llevado a la creación de términos como la “guerra de streaming” -denominación cuyo uso también nos consideramos culpables-, el cual evoca imágenes de una pelea donde solo quedará un vencedor. Sin embargo, este no es necesariamente la única conclusión para el conflicto.

Un estudio publicado señalaba que el consumidor en los Estados Unidos tenía un promedio de cuatro servicios de streaming por video y en general el 80% de la población tenía al menos uno de estos servicios. Cabe suponer que este panorama no es el mismo en América Latina, con diversos factores de diferencia como los económicos y tecnológicos, pero se puede suponer que la suscripción a múltiple servicios de streaming no es un fenómeno exclusivo del hemisferio norte.

De ser así, el debate ya no se centra en que servicios sobrevivirán a esta metafórica batalla por el corazón - y billetera- de los usuarios, sino cuáles por la calidad de su contenido o por el precio del servicio, se vuelven lo suficientemente esenciales para mantenerse mensualmente en las cuentas de los consumidores. Para 31 millones en Latinoamérica, , Netflix es uno de estos servicios. Cabe esperar si Disney+ y sus opciones se vuelven en otro más.

VIDEO RECOMENDADO

Jeff Bezos: ¿Cómo el dueño de Amazon se convirtió en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos: ¿Cómo el dueño de Amazon se convirtió en el hombre más rico del mundo?

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS