A la izquierda "Salvado por la campana" Zach Morris de adolescente y como gobernador de California, en ambos casos interpretado por Mark Paul Gosselar. A la derecha en primer plano Daisy (Haskiri Velazquez), protagonista de la nueva serie. Fotos: NBC.
A la izquierda "Salvado por la campana" Zach Morris de adolescente y como gobernador de California, en ambos casos interpretado por Mark Paul Gosselar. A la derecha en primer plano Daisy (Haskiri Velazquez), protagonista de la nueva serie. Fotos: NBC.
Alfonso Rivadeneyra García

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Zack Morris (Mark-Paul Gosselar), el protagonista de “”, tenía una cualidad que ya quisieran tener los políticos más experimentados: ganar siempre. No importa qué payasada hiciera, ni a quién (incluso a las autoridades), él y sus amigos siempre caían bien parados… aunque no Screech; el metafórico saco de golpes. La nueva serie, una secuela del original, explota esa cualidad hasta el extremo.

LEE TAMBIÉN: “Salvado por la campana”: el antes y después de Dustin Diamond, el gran ausente de la secuela | FOTOS

A continuación, SPOILERS del nuevo “Salvado por la campana”:

, reediciones de episodios de “Salvado por la campana” donde el protagonista es el peor en cualquier circunstancia. Él no acepta un no por respuesta y, al no saber perder, arrastra a sus compañeros a un agujero con tal de conseguir lo que desea; pero jamás es consciente de que sus acciones traen consecuencias.

La secuela de Peacock arranca con una consecuencia a la despreocupación de Morris, abogado casado con su novia del colegio Kelly (Tiffani Thiessen) que no quiere pagar una multa de tránsito y, por capricho, escala la situación a tal punto que termina electo gobernador de California.

Como peores políticos han terminado dirigiendo un país, que el hedonista Zack Morris lo consiga está dentro de lo creíble, al igual que sus decisiones gubernamentales; en este caso mandar al tacho la educación de los chicos con menos recursos. Es aquí donde empieza el verdadero conflicto de la serie.

De izquierda a derecha, Haskiri Velazquez (Daisy) y Alycia Pascual-Peña (Aisha); actrices que forman parte del nuevo "Salvado por la campana". (Foto: Casey Durkin para Peacock)
De izquierda a derecha, Haskiri Velazquez (Daisy) y Alycia Pascual-Peña (Aisha); actrices que forman parte del nuevo "Salvado por la campana". (Foto: Casey Durkin para Peacock)
LEE TAMBIÉN: “Salvado por la campana”: Elizabeth Berkley y el intento de triunfar en cine que le valió premio a peor actriz

Una nueva generación

La propuesta del “Salvado por la campana”, de gente que se sale con la suya, todavía se mantiene en la secuela, pero solo como un lado de la historia, que tiene al hijo de Zack, Mac (Mitchell Hoog), y a su amiga Lexie (Josie Totah) en conflictos típicos de la serie original.

El otro lado tiene como protagonista a Daisy (Haskiri Velazquez), una chica estudiosa que entra a la preparatoria Bayside luego de que las reformas de Morris llevaran a que su escuela original cierre. Junto a sus amigos Devante (Dexter Darden) y Aisha (Alycia Pascual-Peña), son un vínculo con la audiencia para reconocer lo irreal de la serie noventera.

El nuevo “Salvado por la campana” sigue los planos trazados por “Cobra Kai” de Netflix, donde pones a personajes conocidos, interpretados por sus mismos actores, pero examinados por una mirada inquisidora. En el fondo, ambas series cumplen el mismo rol y apelan al mismo público.

Salvo el factor nostalgia y algunas sorpresas que derivan del contraste de privilegiados contra no privilegiados, la serie aporta poco al actual panorama de la TV; al menos en base a lo que muestra el primer capítulo. Destaca su trabajo por una mayor inclusión pues los tres nuevos personajes no son blancos; perspectivas que la comedia original tuvo de sobra.

Tampoco sale Screech, lo cual es comprensible luego de que el actor hiciera dinero difamando a sus compañeros de elenco.

Dato

El nuevo “Salvado por la campana” está disponible solo para la plataforma de streaming Peacock (solo en Estados Unidos).

Dashiel Driscoll, escritor y narrador de “Zack Morris es basura”, escribió un episodio de esta nueva serie.

Te puede interesar