Cersei Lannister en la última temporada de "Game of Thrones". (Foto: HBO)
Cersei Lannister en la última temporada de "Game of Thrones". (Foto: HBO)

Ha sido nominada a los premios en cuatro ocasiones por su papel como Cersei Lannister en "" en 2014, 2015, 2016 y 2019, sin embargo, hasta el momento no ha podido levantar este galardón. Su suerte podría cambiar gracias a la última escena que tuvo en la serie creada por R.R. Martin.

► 
► 

El capítulo cinco de la octava temporada fue el último episodio de Cersei en la historia mágica de HBO. La reina terminó muriendo aplastada por el propio castillo que defendía, y abrazada del que fuera su verdadero amor: Jaime Lannister.

Segundos antes de su muerte, se produce una de las interpretaciones más sublimes del personaje de Headey junto a Nikolaj Coster-Waldau, quien interpreta a su hermano y amante Jaime. 

Cersei y Jaime se encuentran en la sala del mapa de los Siete Reinos. Ambos se abrazan, lloran, él llega malherido tras haber peleado a muerte con Euron. Ambos se dirigen al subsuelo de Desembarco para poder escapar, tal como había indicado Tyrion. 

Lamentablemente, la salida por la que pretendían escapar, estaba tapada por rocas. "Quiero que nuestro hijo viva", repite una y otra vez una nerviosa Cersei, que ya ve cómo su final está cerca. "No me dejes morir", insiste una Cersei a la que nunca hemos visto en una situación tan débil.

"Nada más importa, solo tú y yo", indica  Jaime para tranquilizarla con un abrazo. Esta hermosa escena tiene de fondo, la música de los Lannister mientras se ve como se va cayendo a pedazos el lugar.  Estas frases y la expresión de Headey serian suficiente para llevarse el esperado Emmy.