Arya Stark es interpretada por Maisie Williams. (Foto: HBO)
Arya Stark es interpretada por Maisie Williams. (Foto: HBO)

La actriz británica está nominada a Mejor actriz de reparto gracias a su rol como Arya Stark en la exitosa serie de HBO "". La intérprete de 22 años podría ganarse su primer galardón gracias a una escena que la coronó cómo la mejor guerrera del mundo ficticio de "Juego de tronos".

► 
► 

El tercer capítulo de la temporada final de "Game of Thrones" mostró al personaje de Arya Stark fuerte. En la batalla final contra los Caminantes Blancos y el Rey de la Noche, la hazaña más valiente la tiene Arya Stark, y no Jon Snow (Kit Harrington). Este último se preparó durante varias temporadas para enfrentar al señor de la oscuridad, pero al final no fue así.

Aunque en las anteriores temporadas, se mostró a Arya Stark siempre como una guerrera valiente, en su última gran batalla contra la muerte personificada, la menor de los Stark sintió terror. Esto se muestra, cuando la vemos correr de los Caminantes Blancos cerca de la biblioteca del castillo de Winterfell. La joven jamás había estado presente en una batalla, y muchos menos, en una con muertos que regresan a la vida. El miedo que proyectaba lo transformó en valentía

Después de liberarse de los Caminantes Blancos con la ayuda de Sandor Clegane y Beric Dondarrion, Arya tiene un encuentro cara a cara con Melisandre (Carice van Houten), también conocida como la Bruja roja. Ellas ya se habían visto antes. En aquella época, la sacerdotisa le reveló que tenía como misión "cerrar ojos verdes, marrones y azules, para siempre".

"¿Qué le decimos a la muerte?", pregunta Melisandre a Arya. "Hoy no", responde.Después de eso, la hábil asesina va en busca del Rey de la Noche, y con inteligencia y estrategia -la única que la emplea en esta batalla- espera hasta que esté distraído y lo ataca por la espalda.

Arya Stark es interpretada por Maisie Williams. (Foto: HBO)
Arya Stark es interpretada por Maisie Williams. (Foto: HBO)

Una vez que Arya encuentra el Rey de la noche, se lanza sobre él, y este la toma por el cuello. Sin embargo, ella, siempre tan hábil, suelta la daga que trae en su mano izquierda, y con la derecha la clava en el estómago del líder de los Caminantes Blancos. Este se destruye como una copa de cristal en el suelo, y con él, todo lo que ha creado.

Esta fue la batalla por la que se preparó toda su vida, y quizás esta escena logre que su intérprete gane el tan esperado Emmy.