Sansa Stark es interpretada magníficamente por Sophie Turner. (Foto: Difusión)
Sansa Stark es interpretada magníficamente por Sophie Turner. (Foto: Difusión)

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS]

La última temporada de "" no fue lo que los fans esperábamos. No convenció del todo, sin embargo, hubo memorables escenas de algunos de los intérpretes que les ha valido para una nominación a los premios más importantes de la televisión estadounidense: los . La actriz Sophie Turner, quien interpretó durante casi 10 años a Sansa Stark, ha sido nominada a una de las categorías, repasamos la escena que podría darle su primer galardón.



A lo largo de las ocho temporadas, Sophie Turner interpretó a Sansa Stark, hija de Ned y Catelyn Stark, y pasó de ser odiada a amada a través de los capítulos de la ficción inspirada en los libros de George R. R. Martin.

Para muchos Sansa Stark solo fue una adolescente engreída. Sin embargo, desde el primer capítulo conocemos sus dotes de persuasión, característica importante para un buen líder. La hija de los Stark intenta persuadir a su madre para que su padre, Ned, acepte ser la Mano del rey, y ella pueda convertirse algún día en reina al casarse con Joffrey Baratheon. Siete temporadas después, Turner perfecciona sus cualidades para la actuación y la escena que podría darle su primer Emmy está en el segundo capítulo de la octava temporada.

La conversación que tiene Sansa con Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), sobre la decisión que tomó al perdonarle la vida a Jaime Lannister cuando llega a Winterfell, fue intensa, y muestra todo su potencial como actriz y personaje. 

La joven intérprete recibe a la reina de Westeros y le hace ver sus errores, sobre todo en la gran equivocación de confiar en Cersei Lannister. Daenerys intenta conciliar con ella porque es la hermana del hombre que ama y la quiere de su lado. La tertulia parece que va por buen camino, a ambas se les ve cómodas y coinciden en varios puntos.  

Pero tan impredecible como suele ser Sansa, justo cuando parece que se harán amigas -o la menos aliadas- le manda una pregunta fulminante: ¿qué pasará con Winterfell una vez que la guerra termine?. Para Sansa es super claro que no el Norte debe ser libre e independiente. Esta interrogante pone en jaque a Daenerys, quien no sabe cómo responderle.

Revive esta escena aquí: