Sophie Turner encarnó a Sansa Stark cuando tenía 13 años. (Foto: HBO)
Sophie Turner encarnó a Sansa Stark cuando tenía 13 años. (Foto: HBO)
Redacción EC

El fin de una era llegó. "", la exitosa ficción de HBO, estrenó su último episodio tras ocho temporadas al aire. Con este suceso, los protagonistas de la serie han expresado su sentir a través de diversas entrevistas.

Una de ellas es , la actriz que da vida a Sansa Stark. En una reciente conversación con The Sunday Times, la artista de 23 años habló sobre las consecuencias de haber crecido frente a las cámaras. 

"El hecho de que tu adolescencia sea observada por todos, es algo que realmente desearía que no hubiera pasado. El haber crecido en la era de las redes sociales cuando estás en pleno crecimiento. Creo que, hoy en día, sería una persona mucho más sensata si no me hubieran documentado desde los 13 años. Esos son los años más incómodos, en los que te sientes insegura de ti misma", manifestó. 

Recordemos que Turner empezó en la ficción cuando tenía 13 años. Ella agregó: "Mi piel y todo. La gente lo comentaba. Era muy consciente de mi cuerpo a una edad temprana. Y se apoderó de mi mente, era todo en lo que pensaba. El conteo de calorías, todo. Solo comía nueces".

En la misma conversación, la intérprete contó que decidió ir a terapia para sobrellevar el problema y que, además, (su esposo) fue como una especie de "llamada de emergencia" en su vida. 

Ver esta publicación en Instagram

Me right now: 😍 #METGala

Una publicación compartida de J O E J O N A S (@joejonas) el

"Joe dijo: 'No puedo estar contigo hasta que empieces a amarte a ti misma. No puedo entender el hecho de que me ames más de lo que te amas a ti misma. De cierta manera, él salvó mi vida", afirmó.