Lucy Lawless y Kevin Sorbo fueron colegas en los programas "Hércules: Los viajes legendarios" y "Xena: La princesa guerrera" (Foto: NBCUniversal Syndication Studios)
Lucy Lawless y Kevin Sorbo fueron colegas en los programas "Hércules: Los viajes legendarios" y "Xena: La princesa guerrera" (Foto: NBCUniversal Syndication Studios)
Juan Luis  Del Campo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hércules vs. Xena fue una batalla frecuente para nosotros que crecimos con la televisión a fines de los 90 e inicios del nuevo milenio, cuando dos de los shows más populares del momento estaban protagonizados por el actor estadounidense y la neozelandesa en los papeles del semidiós griego y la ‘princesa guerrera’.

MIRA: “Lupin”: de rival de Sherlock Holmes a ícono del anime, el legado del elegante ladrón que revive en Netflix

Pero este 6 de enero, mientras el mundo veía con horror lo que ocurría en el Capitolio de los Estados Unidos, otro nuevo conflicto se inició entre ambas figuras cuando Lawless criticó duramente a su excolega después de que este profesara teorías conspiratorias sobre los disturbios, afirmando sin ninguna prueba que infiltradores de izquierda de Antifa (anti-fascistas) fueron responsables por la violencia cometida por seguidores del presidente en esa fecha.

En su réplica, la actriz calificó a los manifestantes de “terroristas” y acusó a Sorbo de ser un “facilitador” y de haberlos animado a realizar esos actos. “Ellos (refiriéndose a los manifestantes) son los idiotas que salen y cometen los actos malvados de personas como tú, que les gusta darles cuerda como juguetes y permitirles hacer lo peor”.

Hay actores que son tan populares por uno de sus roles que este se vuelve casi sinónimos de su identidad en un fenómeno llamado encasillamiento o ‘typecasting’ en inglés. Ocurrió con Adam West con Batman y Bob Denver con Gilligan. También ocurrió con Sorbo y el heroico Hércules, por lo que el comportamiento del actor fue, para muchos que solo habían sido tangencialmente sus admiradores, una sorpresa.

El actor no había estado en la atención del público desde que finalizó “Hercules: The Legendary Journeys” (“Hércules: Los viajes legendarios” en español) en 1999 y su papel en la serie de ciencia ficción “Andrómeda” entre 2000 y 2005, con algunas apariciones especiales en programas como “Dharma & Greg”, “According to Jim”, “Two and a Half Men” y, más recientemente, “Supergirl” para mostrar que todavía trabajaba.

Pero fuera de las producciones más ‘mainstream’, el actor había hecho carrera participando en programas y películas religiosas que mostraban su obvia inclinación al conservadurismo y al cristianismo. Es así que tuvo un papel principal en la cinta “God’s not Dead” (2014), producción que reunió a algunos de los intérpretes conservadores del momento, así como tuvo un rol importante en la tercera película de “Revelation Road” - una especie de “Mad Max” cristiano - y dirigió y protagonizó el drama religioso “Let There Be Light” en 2017.

El actor nunca se ha guardado sus posiciones políticas y religiosas. Criado en el seno de una familia luterana de Minnesota, EE.UU., Sorbo tuvo sus primeros acercamientos con el mundo del entretenimiento cuando empezó a modelar para pagar su carrera en publicidad. A mediados de la década de los 80 decidió dedicarse a la actuación y para mediados de los 90 encontró el papel que lo haría conocido mundialmente, el de Hércules, primero como el protagonista de varias películas para la televisión en 1994 y luego en la serie que todos conocemos.

DE SEMIDIOS A MORTAL

Pero su fe se vio reforzada en un incidente que lo dejó al borde de la muerte. Fue en 1997, cuando el show estaba en su momento de mayor popularidad y a pocos meses de contraer nupcias con la actriz Sam Jenkins, todo cambió para el actor. Un dolor crónico en un hombro lo llevó a buscar la asistencia de un quiropráctico, quien en medio de la sesión accidentalmente causó la ruptura de un aneurisma que llevó a complicaciones, incluyendo tres derrames cerebrales que lo obligaron a estar a pasar varios meses en rehabilitación.

Básicamente tuve que aprender cómo caminar y correr y lograr que mi cerebro funcione nuevamente”, indicó para promocionar su libro autobiográfico “True Strength: My Journey from Hercules to Mere Mortal -- and How Nearly Dying Saved My Life” (“Verdadera fuerza: Mi camino desde Hércules a un simple mortal y cómo casi morir me salvó la vida”).

En una entrevista con , su esposa Sam Jenkins habló de la creciente fe del actor: “Mientras sanaba, el curarse le trajo más fe”.

La película cristiana "God's Not Dead" es una de las producciones con mayor repercusión en la que ha trabajadado Kevin Sorbo en los últimos años. (Foto: Pure Flix Entertainment)
La película cristiana "God's Not Dead" es una de las producciones con mayor repercusión en la que ha trabajadado Kevin Sorbo en los últimos años. (Foto: Pure Flix Entertainment)

Si esta fe le trajo paz espiritual, no ayudó en sus prospectos de carrera y según el actor se le cerraron muchas puertas de Hollywood luego de que se proclamara como cristiano y conservador.

“Hollywood clama por la tolerancia, pero son algunas de las personas menos tolerantes que verás en tu vida. La hipocresía apesta en esta ciudad. ¿Por qué no todos podemos tener un punto de vista?”, dijo en una entrevista

En otra entrevista, , el actor describió su condición como conservador y cristiano como ser “un doble leproso” en la meca del cine. “No me estaban invitando a audiciones para series y películas. Era obvio. Y fui abierto con ello”.

Rechazado por la industria del entretenimiento, el actor encontró a nuevos admiradores en las partes más conservadoras de las redes sociales con sus opiniones. Pero sus afirmaciones no estuvieron libres de reproches cuando publicó en Facebook una diatriba contra los manifestantes que se reunieron en Ferguson para protestar la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano que murió tras ser disparado por un policía, las cuales tuvieron momentos de violencia.

“Los disturbios en Ferguson tienen poco que ver con la muerte del joven”, . “Es una excusa para que estos perdedores sean los animales que realmente son.” Poco después, el actor borró su mensaje y se disculpó.

EL CANDIDATO ELEGIDO

Su actividad en las redes sociales aumentó con la elección y ascenso de Donald Trump a la presidencia en 2016, un candidato que el propio Sorbo afirmó que apoyaba .

La presidencia de Trump, ahora en sus último días, no detuvo los comentarios incendiarios de Sorbo, quien utilizó su cuenta de Twitter para atacar a los liberales, demócratas y feministas en repetidas ocasiones, así para mostrar su escepticismo sobre las medidas utilizadas para contener el COVID-19. Pero fue la derrota de Trump en las elecciones de noviembre lo que pareció enviar al actor directamente a los brazos de las teorías conspiratorias, afirmando, sin prueba alguna, que hubo fraude electoral.

“He decidido si es que Joe Biden puede ser el presidente electo, yo también me identificaré como el presidente electo”, escribió Sorbo en su cuenta de Twitter el 10 de noviembre, cuando los resultados de la contienda ya eran claros.

Sus mensajes se intensificaron mientras se acercaba el 6 de enero. Ese día los republicanos y los seguidores de Donald Trump tenían dos de las batallas más importantes por su existencia: la primera eran las elecciones de senadores en Georgia (que se inició el 5 de enero), la cual decidirían si los republicanos o los demócratas controlaban la Cámara Alta por los dos próximos años. La segunda era la certificación del Colegio Electoral por el Congreso, un procedimiento usualmente rutinario que se había convertido en la mente del presidente y sus secuaces en la última oportunidad para conservar el poder.

A vísperas de esa fecha Sorbo : “Estamos en la pelea por nuestras vidas, responderás a su llamado o darás un paso al costado y dejarás que la tiranía siga sin control”.

Al mediodía del día indicado, luego que Donald Trump le dijo a sus miles de admiradores que tenían que marchar al Capitolio. “No cederemos nunca, nunca concederemos”, afirmó el mandatario en su podio en las afueras de la Casa Blanca, mientras repetía sus acusaciones de fraude electoral que no han podido ser probadas en dos meses de investigaciones.

El presidente Donald Trump se apresta a hablar ante un mitin en su apoyo, el miércoles 6 de enero de 2021, en Washington, D.C. (AP Foto/Jacquelyn Martin)
El presidente Donald Trump se apresta a hablar ante un mitin en su apoyo, el miércoles 6 de enero de 2021, en Washington, D.C. (AP Foto/Jacquelyn Martin)

Así que vamos a caminar por la Avenida Pennsylvania (...) vamos a poner a prueba y tratar con nuestros republicanos. Los débiles, porque los fuertes no necesitan nuestra ayuda. Vamos a tratar de darles el orgullo y la audacia que necesitan para recuperar nuestro país”, agregó.

Sorbo mientras tanto acompañó a los manifestantes desde su plataforma virtual. “Está pasando”, escribió el actor a las 10:27 a.m. (Tiempo del Pacífico) cuando empezó el asalto al Capitolio. “Se está escribiendo la historia...”, continuó a las 11:17 a.m.

“A aquellos asaltando el Capitolio: Por favor sean cuidados, no actúen como ANTIFA. Respeten a la policía y sepan que ellos están más en nuestro equipo, solo están intentando hacer su trabajo”, publicó a las 12:16 p.m.

Pero a la 1 p.m., viendo los destrozos que causaron durante el asalto al edificio gubernamental, Sorbo cambió rápidamente de posición, afirmando, sin ninguna prueba, que “Antifa lideró el asalto al Capitolio vestidos como seguidores de Trump” y llevando a su intercambio con Lucy Lawless.

Las palabras de su excompañera de reparto fueron ignoradas por Sorbos, quien continuó postulando, basado en puras conjeturas, que el desastre en el parlamento, el cual causó la muerte de cinco personas, se trató de una operación de bandera falsa.

“Para todas las personas que realmente creen que fueron seguidores de Trump los que comenzaron los disturbios hoy: ¿Dónde estaban Antifa y BLM (Black Live Matter) para contrarrestarlos? Ellos aparecen en todos los eventos, ¿por qué no este?”, . Un día después : “¿US$750 mil millones son puestos en la defensa nacional cada año y las personas honestamente creen que el centro de la política estadounidense cayó en dos horas frente a un montón de personas con banderas de Trump?”

Por lo pronto los comentarios incendiarios de Sorbo parecen que no terminarán, y actualmente está criticando la purga de varias figuras de la derecha, incluyendo a Donald Trump, de varias redes sociales. El actor ha sido al menos franco con sus creencias, por más impopulares que sean, y solo aquellos que todavía lo recordaban como Hércules se han dado una sorpresa.

Pero este incidente trae a la memoria a uno de los episodios más extraños de “Los viajes legendarios”. Titulado “Yes, Virginia, There is an Hercules” (“Sí, Virginia, hay un Hércules”) el capítulo de la cuarta temporada de la producción deja la era de los mitos y está ambientado en tiempos modernos, donde el semidiós se oculta bajo la identidad de un actor. En un diálogo hilarantemente metatextual el villano Ares le dice a su medio hermano “No puedo creer que tienes a estos mortales convencidos que eres este personaje llamado ‘Kevin Sorbo’.”

Algunas personas no están listas para la verdad”, replica Hércules.

El episodio "Yes, Virginia, There is an Hercules" ("Sí, Virginia, hay un Hércules") donde el actor Kevin Sorbo interpreta a un Hércules en tiempos modernos que vive bajo el seudónimo de 'Kevin Sorbo'. (Foto: NBCUniversal Syndication Studios)
El episodio "Yes, Virginia, There is an Hercules" ("Sí, Virginia, hay un Hércules") donde el actor Kevin Sorbo interpreta a un Hércules en tiempos modernos que vive bajo el seudónimo de 'Kevin Sorbo'. (Foto: NBCUniversal Syndication Studios)

VIDEO RECOMENDADO

Líderes mundiales reaccionan sobre la violencia en el Capitolio de EE.UU.

Líderes mundiales reaccionan sobre la violencia en el Capitolio de EE.UU.

TE PUEDE INTERESAR