Gokú, el ingenuo pero poderoso protagonista de "Dragon Ball". La historia ya tiene 34 años. Foto: Shueisha/ Akira Toriyama.
Redacción EC

El martes 20 de noviembre de 1984, millones de adolescentes japoneses compraron como todas las semanas la revista Shonen Jump, que se especializa en historietas. Ese día sus vidas cambiaron para siempre, pues conocieron "".

"Dragon Ball" se convirtió de inmediato en un éxito de ventas, esto en parte porque su autor, Akira Toriyama, ya era famoso por la comedia "Dr. Slump", que había terminado de publicarse solo un par de meses antes.

"Dragon Ball" surgió en base a la leyenda china "Peregrinación al oeste", donde el rey mono Sun Wukong vive aventuras con amigos que conoce en el camino. El manga sigue a Son Gokú, que tiene cola de mono y una gran fortaleza física.

En sus 10 años de publicación, fue recopilado en 42 tomos y adaptado a dos series de TV de unos 400 episodios. Además, tuvo varias películas, videojuegos, mangas spin-off e incluso una secuela no bien recibida en su momento: "Dragon Ball GT". La década de 1990 fue la era dorada de este anime, pero su fama persistió y la franquicia nunca dejó de dar millones de dólares a Toei Animation.

En 2009, Hollywood intentó adaptar "Dragon Ball" al cine de acción real. el resultado fue un desastre en todo sentido. Pero en 2013 la historia obtuvo una película que merecía, aunque animada: "La batalla de los dioses", secuela de la saga de Majin Boo.

En 2015, 20 años después de terminar el manga, se estrenó la secuela oficial, "Dragon Ball Super", que se convirtió en uno de los animes más vistos de Japón durante los dos años que duró.

Este 2018, la historia estrena película cuya producción ya terminó y que pronto será vista en todo el mundo. Treinta y cuatro años después de su lanzamiento, la historia de Gokú aún cautiva.