Carlos es interpretado por Josh O'Connor en la cuarta temporada de "The Crown". (Fotos: Netflix)
Carlos es interpretado por Josh O'Connor en la cuarta temporada de "The Crown". (Fotos: Netflix)
Patricia Castañeda Alva

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El nunca ha sido uno de los integrantes de la familia real británica más populares. Y, tras la reciente entrevista que su hijo, el príncipe Harry, dio junto a su esposa, la actriz Meghan Markle, en el programa de Oprah Winfrey, seguramente sus detractores crecerán. Pero ya antes de que el aspirante a monarca, en la serie “”, ficción que narra la vida de la realeza inglesa, se mostraron oscuros pasajes de su relación con la recordada y querida princesa Diana. El actor Josh O’Connor fue el encargado de personificar al príncipe en su juventud.

La serie original de Netflix, durante la tercera temporada mostró la niñez y adolescencia del príncipe Carlos. Durante estos años, la audiencia logró empatizar con él. Se mostraba cuánto había sufrido al ser enviado a un colegio lejos de la familia real, el bullying que sufrió de niño y otros desafortunados hechos que marcaron su niñez. Sin embargo, la percepción que se tiene de él cambió en la cuarta temporada.

Diana Spencer fue interpretada por Emma Corrin, mientras que el príncipe Carlos fue encarnado por Josh O'Connor. (Foto: Netflix)
Diana Spencer fue interpretada por Emma Corrin, mientras que el príncipe Carlos fue encarnado por Josh O'Connor. (Foto: Netflix)

Atención, este artículo contiene spoilers.

CUARTA TEMPORADA

La cuarta temporada, emitida en Netflix en la segunda mitad de noviembre del 2020, se presenta a un joven príncipe Carlos, quien ya tiene la edad suficiente para contraer matrimonio y “comportarse” como el futuro heredero de la corona.

En pantallas, se muestra cómo conoció a Diana Spencer (Emma Corrin), quien se convertiría en su esposa y madre de sus dos hijos. El príncipe va a visitar a una amiga, Sarah Spencer, quien era la hermana mayor de Diana.

El príncipe Carlos se deja cautivar por la belleza y simpatía de Diana. La empieza a cortejar y llamar. Parece ser la indicada para él. Es una mujer inteligente y bastante carismática. En la serie, se muestra que rápidamente obtiene la aprobación de la Reina Isabell II (Olivia Colman) y de Felipe de Edimburgo (Tobias Menzies).

La serie "The Crown" sigue la vida de la familia real británica. (Foto: Netflix)
La serie "The Crown" sigue la vida de la familia real británica. (Foto: Netflix)

Todo parece un cuento de hadas. Incluso la majestuosa boda del príncipe Carlos y Lady Di en 1981 parece ser una muestra de ello. Sin embargo, la realidad es otra. La serie, aunque se ha tomado algunas licencias, demuestra que no todo era color de rosa. El heredero de la corona, en realidad, es el villano de la serie.

Debido a su posición como heredero al trono, Carlos no podía estar con la mujer que ama en realidad: Camilla Parker Bowles (Emerald Fennell).

A continuación todas las veces que odiamos a Carlos de Gales en la ficción de Netflix.

Primer desplante

No se habían casado aún y un desafortunado comentario ponía todas las cámaras sobre los futuros esposos. Durante la primera rueda de prensa que dieron juntos, un periodista les preguntó si estaban muy enamorados. Diana, sin dudarlo, dijo “por supuesto”. Sin embargo, él, con una cara seria respondió: “Lo que sea que eso signifique”.

Escena del desplante de Carlos de Gales a Diana Spencer poco antes de su boda. (Foto: Netflix)
Escena del desplante de Carlos de Gales a Diana Spencer poco antes de su boda. (Foto: Netflix)

Regalo a Camila

Carlos le había dicho a Diana que cuando se sintiera sola y quisiera hablar con alguien, buscara a su amiga Camila Parker Bowles. Durante una reunión que tienen Diana y Camila, la futura princesa se entera que ambos tuvieron una relación, y que aún mantienen una comunicación muy fluida, mientras que ella casi no podía contactarlo.

Camilia suelta de huesos, le dice que Fred y Gladys eran los apodos que utilizaban ella y el príncipe. Poco después, Diana descubre que su esposo ha mandado diseñar un brazalete, pero rápidamente se da cuenta que no es para ella, pues lleva las iniciales F y G grabadas.

Gladys y Fred eran los apodos cariñosos que utilizaban el príncipe Carlos y Camilla (Foto: Netflix)
Gladys y Fred eran los apodos cariñosos que utilizaban el príncipe Carlos y Camilla (Foto: Netflix)

Diana encara a Carlos previo a la boda y le pregunta por el brazalete. Él le afirma que es un regalo de despedida y que desde ese momento su atención y cariño será solo para ella. Lady Di le cree y siguen con los planes de casarse.

Viaje a Australia

En toda la cuarta temporada, se muestra cómo Diana sufre por no tener el cariño de su esposo. Durante un viaje a Australia, parece que todo va a mejorar. Sin embargo, el carisma y protagonismo de Diana hace sentirse opacado al príncipe Carlos.

El desprecio del príncipe Carlos crece cuando nadie le presta interés, mientras que toda la prensa halaga las cualidades y belleza de Diana. El heredero de la corona se vuelve celoso y le dice “gracias a ti se ríen en mi cara”. La princesa intenta hacerle ver que no es así, pero es en vano.

Diana de Gales (Emma Corrin), durante una de sus actividades oficiales como parte de la realeza. Foto: Netflix.
Diana de Gales (Emma Corrin), durante una de sus actividades oficiales como parte de la realeza. Foto: Netflix.

Regalo de cumpleaños

Diana intenta sorprender a Carlos en el día de su cumpleaños. Prepara un número especial. Ella baila la canción “Uptown Girl” junto a Billy Joel durante una presentación en el teatro. Lady Di recibe los aplausos del público, mientras que la cara de Carlos se va tornando a un rojo intenso. No le ha gustado nada que nuevamente toda la atención sea para ella.

Al terminar el evento, el heredero del trono la espera en el auto oficial y le dice que “esa exhibición grotesca y mortificante no tenía que ver conmigo ni con mi felicidad”.

Lady Diana en la cuarta temporada de "The Crown". (Foto: Netflix)
Lady Diana en la cuarta temporada de "The Crown". (Foto: Netflix)

Toda la temporada

Como hemos visto hasta hora, durante toda la cuarta temporada se observan los desprecios de Carlos hacia Diana. Quizás una de las frases más dolorosas que se expresan es cuando Carlos le confiesa a Diana que no está interesado en arreglar su matrimonio y que a quien siempre ha amado y amará será a Camila.

Mañana, tarde y noche, siempre me importa, le hiciste daño. Si le haces daño, me dañas a mí. Camilla es a quien quiero. Mi lealtad se la debo a ella. Ella es mi prioridad”, le grita Carlos a la princesa Diana.

En otro diálogo, pero esta vez con Camila. Carlos dice: Mi matrimonio, toda esta farsa es una locura, solo quiero estar contigo. Todo lo demás es una horrible mentira”.

Ya sabemos cómo termina esta historia en la vida real. La quinta temporada, aún sin fecha confirmada, promete ser igual de buena y seguir retratando la vida de Carlos y los últimos años de vida de Lady Diana.

TE PUEDE INTERESAR: