La actriz que interpretó a Sabrina  se mostró inconforme con el final que tuvo la protagonista. (Foto: Netflix)
La actriz que interpretó a Sabrina se mostró inconforme con el final que tuvo la protagonista. (Foto: Netflix)
Patricia Castañeda Alva

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Tras cuatro temporadas, la serie “” llegó a su fin. En julio del año pasado, Netflix informó que esta ficción, basada en el personaje de la franquicia Archie Comics, había sido cancelada. Esta fue una gran decepción para los fans de esta versión más terrífica de la querida bruja adolescente. La protagonista Kiernan Shipka ya se había ganado el cariño de la audiencia con su carisma y picardía.

Creada por Roberto Aguirre-Sacasa, “The Chilling Adventures of Sabrina” (título original) logró conquistar a un público nuevo y a los veteranos, esos mayores de 28 años que veían “Sabrina, la bruja adolescente” a inicios de los años 2000. Netflix había logrado una ficción exitosa, al menos sus dos primeras temporadas. Y sin una razón aparente cancelar la ficción, generando que la última temporada tenga aciertos pero también varios errores.

Kiernan Shipka, quien logró convencer al mundo entero que ella era Sabrina. Algo parecido ocurre con las nuevas tías Zelda (Miranda Otto ) y Hilda (Lucy Davis), quienes también lograron conquistar a la audiencia con sus elocuentes diálogos y terríficas costumbres. Al ser una serie tan distinta a la versión de Melissa Joan Hart, hubo escasas comparaciones. Es más, una gran jugada de Netflix fue .

"El mundo oculto de Sabrina" se estrenó el 31 de diciembre. (Foto: Netflix)
"El mundo oculto de Sabrina" se estrenó el 31 de diciembre. (Foto: Netflix)

Errores y aciertos

Solo dos años después y con cuatro temporadas, “Chilling Adventures of Sabrina” concluye con un alborotado final. Los guionistas brindaron mucha información en tan pocos episodios al intentar terminar la serie, que tranquilamente podría haber tenido al menos una de temporada más y ofrecer así el final que merecían los personajes.

La serie volvió a la esencia de la primera temporada, a ser tenebrosa, con más espectros, fantasmas y demonios; dejando de lado un poco los problemas existenciales y románticos.

El personaje de Ambrose, interpretado maravillosamente por Chance Perdomo, cobra mayor relevancia en la historia. Por fin puede mostrar que es un gran hechicero, además de tener un gran sentido de humor y momentos hilarantes. Sin lugar a dudas, es el “Salem” de esta versión de “Sabrina”.

Para los nostálgicos y seguidores de la ficción de los años 2000, hay sorpresas. Al menos dos con las que quedarán bastante satisfechos y agradecidos.

Sabrina entró a un mundo alternativo (Foto: Netflix)
Sabrina entró a un mundo alternativo (Foto: Netflix)

En cada episodio Sabrina, sus tías, Ambrose y sus amigos tendrán que hacerle frente a diversos demonios. Este pequeño guiño a “Buffy, la cazavampiros” y “Hechiceras” mantiene al espectador alerta porque no se sabe qué ocurrirá después. Aquí reiteramos la recarga de información al espectador, además de que la trama se nota un poco forzada. ¿De dónde salen tantas fuerzas malignas?

La temporada final de “El mundo oculto de Sabrina” no está hecha para verse de un tirón. Todo lo contrario, tienes que ir disfrutándola de a pocos porque cada capítulo está cargado de personajes, dramas y demonios. Ante el apuro de la cancelación, abarcaron mucho y se vuelve algo confusa. Algunos personajes no tienen un cierre en su historia; otros sí, aunque no es el que merecían. Muchas dudas quedaron en el aire tras el último episodio. Por otro lado, el cierre que le dan al personaje principal le hace justicia aunque quizá hubiera sido mejor que fuera más detallado y no tan ambiguo.

Te extrañaremos, Sabrina.

Dato

Todos los episodios de “The Chilling Adventures of Sabrina” están disponibles en Netflix.

Mira también

Tráiler de la temporada 4 de "El mundo oculto de Sabrina" | Netflix
Tráiler de la temporada 4 de "El mundo oculto de Sabrina" | Netflix

Te puede interesar