"De vuelta al barrio": lo mejor del primer capítulo en 5 claves
"De vuelta al barrio": lo mejor del primer capítulo en 5 claves
Redacción EC

América Televisión estrenó este lunes “De vuelta al barrio”, ficción con la que espera repetir el éxito logrado con “Al fondo hay sitio”. El primer capítulo duró una hora y tuvo solo un corte comercial. En esta nota repasaremos lo más saltante del estreno de esta producción nacional.

EL AMOR COMO GANCHO DE LA HISTORIA
Paul Martin da vida a Pichón Bravo, un trabajador de clase media que intenta salir adelante junto a sus padres e hijos. El personaje parece enfrascado en sus recuerdos del ayer, pero principalmente en la nostalgia que le genera el profundo amor que siente hacia Malena (Mónica Sánchez).

Un recurso muy utilizado en este primer capítulo de “De vuelta al barrio” fue el de los flashbacks. Los guionistas se preocuparon de que los televidentes sepan al detalle las características de Pichón y su historia de amor con Malena. Se les pudo apreciar en su etapa de niños juguetones hasta en su adolescencia y adultez.

También pudo verse en este primer capítulo la frustrada boda entre los protagonistas. El padre de Malena, retratado como un sujeto renegón y cerrado, influenció en su decisión de dejar plantado a Pichón.

Queda como intriga para los que sigan “De vuelta al barrio” en su segundo capítulo la figura de Malena como madre soltera. Ella debería retornar a su barrio para reencontrarse con el amor de su pasado.

LUCHO CÁCERES, EL CABALLERO DEL HUMOR
Reconocido como uno  de los actores más talentos en la actualidad, Lucho Cáceres no tenía que probarle nada a nadie en “De vuelta al barrio”. El artista le dio a Coco, su personaje, la vitalidad que caracterizó a sus creaciones previas.

Coco es un soltero de clase media que no duda en piropear a la mujer que se le ponga en frente. Sin perder los modales y el tino, Coco pone la cuota de humor necesaria ante un Pichón (su mejor amigo) por ratos ensimismado en sus recuerdos.

El barrio donde ocurre la historia es escenario ideal para los desplazamientos de un seguro Coco, para sus bromas pícaras, pero también para que aparezca su familia: una madre sin pelos en la lengua y un hermano (menor) que prefiere divertirse que trabajar.

Lucho Cáceres aporta en “De vuelta al barrio” un respiro al mosaico de recuerdos propios de una ficción ambientada hace más de dos décadas.

EL APORTE DE LOS EX “AL FONDO HAY SITIO”
Muchos esperaban ver el trabajo de varias ex figuras de “Al fondo hay sitio” en esta nueva historia. Desde Adolfo Chuiman hasta Yvonne Frayssinet, pasando por Erick Elera.

Chuiman (Don Benigno) ya no es un mayordomo picarón y algo entrometido, sino más bien un jubilado que no pierde la alegría. Es fundamental aquí la posibilidad de vivir junto a su esposa, hijo y nietos.

A su turno, Yvonne Frayssinet ya no es la Madamme adinerada de “AFHS”. Esta vez es una abuela de clase media que intenta defender su única riqueza: su numerosa familia. La cuota de drama aparece cuando cada cierto tiempo aparece su rival, Amanda, suegra de Pichón, intentando quitarle a Benigno.

EL APORTE DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES
Al ser una serie que recurre –al menos en su primer capítulo—al pasado, “De vuelta al barrio” necesitaba un elenco numeroso para hacerle frente a los recuerdos y nostalgias de sus personajes.

Desde Pichón niño hasta su versión adolescente (interpretado por Sasha Kapnusov), el protagonista de esta historia mantiene un matiz de sinceridad y nobleza. El eterno enamorado ve en Malena (interpretada por dos diferentes actrices en su versión de niña y adolescente) a su media naranja.

Ya en el ámbito específico de las familias, los Bravo tienen a gemelas, a una hermana y al pequeño de la familia, quien cae rendido fácilmente ante la anunciada ‘Winnie Cooper’ de “De vuelta al barrio”.

DETALLES TÉCNICOS: ESCENARIOS Y MÚSICA
El primer capítulo de “De vuelta al barrio” presentó varias locaciones. La producción de América Televisión no ha escatimado en recrear un barrio limeño con todos los aspectos de uno cualquiera pero de hace dos o tres décadas.

También hay detalles de antaño que son imposibles dejar de lado. La familia sentada en pleno frente al televisor, la música de Los Iracundos, las camisas brillantes y ajustadas y más.

LEE MÁS...

TAGS RELACIONADOS