Redacción EC

MARILIA PASTOR

Quienes dudaban del parecido o aptitud de Pedro Pascal para interpretar al apasionado , en la cuarta temporada de , tuvieron que morderse la lengua. El chileno, que anteriormente tuvo pequeños roles en y , brindó una introducción memorable al jurar venganza contra los Lannister.

No obstante, el actor tenía muchas dudas sobre el recibimiento que tendría su interpretación. “Pensaba: ¿les gustará?, ¿seré bueno? Finalmente, soy un fan del show. Es importante para mí que no lo odien todos”, dice, entre risas, Pedro, quien se convirtió en el príncipe guerrero más conocido como la Víbora Roja en el drama fantástico que transmite el canal

El actor recuerda los primeros días de grabación en Croacia. El ser parte de una ficción de la cual es seguidor hizo, inicialmente, que su trabajo fuera más intimidante. Estaba nervioso porque quería estar al nivel de calidad de la producción.

“El elenco y el equipo eliminaron ese temor porque son muy amigables. Me hicieron sentir parte de la familia sin tener que probar nada”, recuerda, a través del teléfono desde Los Ángeles. Prueba de la buena camaradería son las divertidas fotos que comparte el elenco a través de las redes sociales.

PROMESA DE VENGANZA
Si algo descubrimos en el estreno de la cuarta entrega, es que Oberyn llega con una sola idea: venganza. ¿Sus enemigos? Los Lannister que mandaron asesinar a su hermana Elia durante la rebelión que puso a Robert Baratheon en el Trono de Hierro.

Pascal tiene prohibido adelantar cualquier detalle de la trama, así que hablaremos de las similitudes que él encuentra entre su personaje, proveniente de la tierra de Dorne, y sus raíces. “Son más sensuales y más como los latinos en los temas familiares. Viniendo de una familia latina y teniendo una hermana me puedo relacionar con lo que motiva la venganza de Oberyn”, comenta el chileno.

Para él, los productores y D. B. Weiss han tomado los temas de la familia, el matrimonio y el amor para explorar cuál es la realidad debajo de la superficie. Así han explorado las dinámicas de poder y las traiciones al mejor estilo de una novela de Tolstói.

Por ello, encuentra que el éxito del drama, basado en las novelas de George R. R. Martin, está en presentar temas actuales en un mundo fantástico. “Cuentan historias con las que puedes relacionarte. Toman ideas controversiales y las dicen en este mundo de manera que pueden discutir temas de género, igualdad, raza o sexualidad. Es muy progresivo en una serie de género fantástico”, sostiene el joven, que grabó su audición para la ficción con su iPhone.

Como fan, Pedro espera volver a ver a Martin. Curiosamente, no lo conoció durante la grabación de la serie, sino cuando rodaba el piloto de un show que no se concretó. “Es posible que lo vea pronto en Nuevo México [donde vive el escritor]. Puede que él no lo recuerde, pero lo conocí brevemente. Se lo diré”, afirma Pedro. La Víbora Roja verá cara a cara a su creador.