Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Televisión

Marisol Crousillat, habla el cerebro detrás de "Combate"

Productora del programa de competencia analiza el éxito de su formato, de "Esto es guerra" y la rápida caída de "Titanes"

FERNANDO VIVAS (@Arkadin1)

No se puede entender la TV peruana sin su fenómeno más discutido: la carga de competencia dura, de testosterona y estrógeno juvenil, de 'reality' y artificio en “Esto es guerra”. No se puede entender EEG sin “Combate” que lo precedió. Y no puedo hablar con su productora, Marisol Crousillat, sin celebrar lo divertido de la TV, y también recordar lo malo que pasó con su hermano José Francisco y su padre José Enrique. Ella quiere voltear esa página, pero tenemos que hablar de ello para sacar lecciones sobre la televisión que reclama la gente. 
 
¿Quién copió a quién, “Esto es guerra” a “Combate”, “Combate” a “Calle 7” o todos copiaron viejas fórmulas universales?

En realidad, ha sido una tendencia. Nosotros no copiamos, agarramos un formato de Ecuador llamado “Combate”, del grupo Albavisión, de Ángel González, dueño de este canal. Me llegó el DVD del programa, era una producción precaria, pero el concepto era buenísimo. Aquí faltaba 'reality' a los programas juveniles. La tendencia era el enamorarse del competidor, meterlo a tu familia.

¿El “Combate” ecuatoriano se sigue haciendo?
Sí, pero le salió la competencia del “Calle 7” ecuatoriano, con mucho dinero.

Todos tienen algo en común. ¿Cómo lo definirías?
El 'reality' alrededor de la competencia, la vivencia del adolescente, del joven que se identifica, porque son chicos como ellos.

Pero hay un patrón fitness muy lejano del promedio.

Pero si comparas el principio de “Combate” y ves a Mario Irrivarren, era un flaquito salido de la cocina del Kentucky. Ahora va al gimnasio.

Es uno de los que más empatía tiene. ¿Lo viste en el cásting?
Fue José Luis Peña, el productor que trabaja conmigo. Yo veía poca cosa y José Luis decía: "Yo le veo algo". 

Y eso que te parecía poca cosa era lo básico.

Exacto. Que la gente diga: "Si él está ahí, entonces yo también puedo estar".

Siguiendo ese razonamiento, puedes tener chicos más afines al común de la gente.
Si los hubiera conseguido en el camino, sí. Tengo bastante mezcla, el cholo típico con muchos rasgos indígenas no lo tengo, pero sí tengo mis criollos bien sacados de barrio.

Y tienes afroperuanos como Zumba. ¿No sientes que  se estereotipa al afrodescendiente con el bailecito del mono?
Podría ser, pero no ha venido ninguna queja en ese sentido. Él lo hace porque se le ocurrió, naturalmente.

¿Cómo armar todo para que resulte espontáneo?
Si lo armas todo, queda falso porque ellos no son actores. Lo que hacemos es aprovechar lo que sucede y quizás exagerarlo.

Un aprovechamiento legítimo fue el parto de Sheyla Rojas.
Y no creo que se me haya pasado la mano. Las imágenes que pasamos se ven en Discovery Health. Yo lloré como Sheyla.

Me queda la duda de si los chicos  ignoran las respuestas o no responden para generar polémica.
Yo creo que las ignoran. Les pasamos un balotario de las preguntas que se harán, para que lo lean. Hay algunos aplicados, como Mario Hart.

Alberto Rojas, gerente de producción de ATV, dice que tomarán acciones contra Hart y Alejandra Baigorria (por irse a EEG)
No me hubiese gustado que las cosas llegaran a ese punto, pero los chicos, la productora y el canal sabían que estaban rompiendo un contrato.

¿El formato no te  quita libertad para cambios y ajustes?
Me dieron carta abierta para cambiar todo lo que quisiera.

Así como Mariana Ramírez del Villar en “Esto es guerra”.
Absolutamente.

¿Y por qué Mariana te gana?
[Ríe]. ¡Si supiéramos la respuesta! No es porque la antena del 4 esté caliente, porque hace años que lo está y en un momento yo estuve ganando. Son varios factores. Creo que esto es cíclico. Tengo que pensar en algo distinto para mi nueva temporada, en cambios radicales. Nos mudamos a Barranco [están en la avenida Brasil], vamos a empezar a salir en HD, así que vamos a aprovechar el cambio.

Eres de una familia de televisión. Tu hermana Malú produce en ATV “Hola a todos” y “Fábrica de sueños”. Tu hermano y padre [José Francisco y José Enrique] tuvieron problemas porque recibieron dinero de Montesinos.
Fue una etapa muy dura de mi vida y de mi familia, de la que no me gusta hablar. Han sido 9 años complicados, mi padre acaba de salir libre y mi hermano hace un año. Yo ya di vuelta a esa página. No me gustó ver a mi padre en esa situación después de todo lo que aprendí de él, después de todo lo que lo admiré y lo admiro. Fue un balde de agua con hielo. Perder la libertad es lo peor que le puede pasar a un ser humano, sea lo que sea que haya hecho. Espero que ellos hayan aprendido al final de ese proceso.

Aprender a no mezclar la televisión con otras cosas.
Con muchas cosas. Yo no creo que pueda estar en una situación donde pueda mezclar nada, jamás estuve más allá de las producciones de la tele. Y aprendí que podía salir sola adelante, pelear por mí misma.

Con algunas dificultades, porque cuando estuviste en Canal 7 hubo problemas.
Ya me había pasado antes cuando me dediqué a hacer eventos. Una vez con una amiga ganamos la licitación para la inauguración del aeropuerto y como estaba yo dijeron que no. Estaba Toledo.

Estamos en otra guerra, que pudiera ser mejor si los protagonistas se acercan más a las aspiraciones de los chicos.
Creo que tienes razón. A veces es difícil pelear contra el cliché de que en la TV tiene que estar lo lindo y lo estético. Para mi Zumba es un hallazgo maravilloso. Es feo y gordito, pero es el alma. Estuvo un mes fuera y cuando entró esto vibraba.

Quería remontarme a la época que explica tu dejo argentino. De pequeña estuviste en "Nino", en “Papá corazón”.
Mi padre produjo “Nino”. Andrea del Boca [Pinina] es un poco menor que yo. Le tengo mucho cariño porque hice mi primer trabajo con ella, la telenovela “Estrellita mía”.

¿En qué metió la pata “Titanes”?
No me gusta hablar de la competencia. Creo que empezaron por las ramas y ese ha sido el problema. No veo un norte.

Conociste lo mejor y lo peor de la televisión. ¿Qué es lo mejor?

La adrenalina, la pasión. La televisión es mi vida, a mí me gusta mucho.

¿Y lo peor?
Tiene el problema que es tan masiva que a veces se usa mal. Y no me refiero solo a los políticos, sino a toda esa gente que sabe que aparecer en ella la va a hacer conocida. Todo ese figureteo la ensucia. La gente se desespera porque es un aparato maldito. Por otro lado, es fascinante cuando la usas bien, cuando quieres llegar bien y tienes la intención de entretener. Ese es su fin, no educar. Antes que nada, este es un negocio. Y si no entretiene, no va a funcionar. Entretener bien es lo que va a hacer que te sientas bien.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada