Mónica Delta: "Yo no asumo el puesto de nadie"

 celebrará sus 35 años de carrera profesional cumpliendo uno de sus sueños. Impulsada por sus ganas de celebrar la vida, la periodista debutará en las tablas con el unipersonal "En vivo: con licencia para cantar", donde mantendrá una conversación sincera y cantará con personajes que han marcado su carrera,  como Cecilia Bracamonte, Eva Ayllón, Beto Ortiz, Lucy Avilés, entre otros. 

 “He pasado 34 años y un poco más en una profesión que amo, que adoro; pero no he tenido tiempo para una celebración de vida, de trabajo, de familia. Yo no lo busqué, llegó solo, me lo plantearon y acepté", comentó Mónica Delta sobre este proyecto musical, en el que estará acompañada por el guitarrista Willy Terry y la cantante Lucy Avilés.

“Quiero mostrar otras facetas, como el canto. No soy cantante profesional, pero mi vida siempre ha estado relacionada a la música. En mi vida todas las conexiones emocionales tienen que ver con la música, eso mucha gente no lo sabe y quisiera compartirlo", remarcó la periodista.

¿Qué vas a contar en este unipersonal?

Mis experiencias periodísticas y personales. Contaré lo que me ha pasado con algunos personajes determinados, voy a derribar algunas leyendas.

¿Qué leyendas piensas derribar?

Se han dicho muchas cosas sobre las leyendas de mi vida y dista tanto de la realidad, que quiero mostrarme tal y como soy. Me refiero a todas las leyendas en las que me pintan como una especie de Mata Hari. Dicen que he tenido el poder en mis manos y a mí, la verdad, nunca me ha gustado el poder. Si me hubiese gustado, lo hubiese ejercido. Y  "En vivo: con licencia para cantar" hablaré sobre esto de manera entretenida y divertida. 

¿Crees que la conciencia es más importante que la reputación?

Lo más importante es estar bien contigo misma y sí, la conciencia es más importante porque es contigo misma, mientras que la reputación es en base a percepciones.

¿Vas a seguir cantando después de esta propuesta?

No pretendo dedicarme profesionalmente a la música, solo busco tener esa conexión con grandes amigos y con la gente que sigue mi trabajo.

¿Crees que la percepción que tiene el público sobre tu trabajo cambie después de verte en esta nueva faceta?

Si eso pasa, a buena hora. Yo no soy esa persona que está en el programa periodístico serio, cuando me tengo que pelear, me peleo; cuando canto, canto y cuando bromeo, bromeo. Creo que a mis 57 años me puedo dar el lujo de tomarme esa licencia para cantar. Me importa poco si hay detractores.

Nicolás Lúcar dejó entrever que ocuparías su lugar en "Punto Final". ¿Alguna vez existió esa posibilidad?

Se han dicho muchas cosas, pero yo no asumo el puesto de nadie. Nicolás y yo tenemos casi la misma trayectoria, aunque él es un poco mayor que yo. El canal le propuso hacer el programa de la mañana y él que es una persona que tiene mucho talento y experiencia televisiva, dijo que sí; pero luego no le pareció o no llegó a un acuerdo económico razonable con el canal y pasó lo que pasó (fue separado de Latina). Y como él se iba a la mañana, me dijeron que me encargue de los domingos por la noche. Les dije que les iba a dar una respuesta y en eso estamos.

¿Qué programa te ofrecieron?

Sería un programa con mi perfil porque cuando estoy en un programa imprimo mi estilo. Nunca algo que yo aborde va a tener una fórmula que no sea la mía.

¿Qué opinas del ingreso de Nicolás Lúcas a ATV?

Lo más probable es que haga lo que se le había propuesto hacer en Latina. De repente ha conseguido que sea para él los criterios que están más sincronizados con su planteamiento y la forma de ver las cosas. Le deseo suerte.

Lúcar dijo que un programa periodístico bien hecho puede lograr el ráting que obtienen actualmente series exitosas como "Al fondo hay sitio": ¿Crees eso?

Cuando Nicolás estaba en “La revista dominical” y yo en “Panorama” nuestros rátings llegaban a 40 puntos; pero era otra coyuntura, otro contexto. No creo que una persona haga el ráting, creo que es un trabajo en equipo. Y si alcanza esos niveles de ráting, a buena hora porque él alcanzará su sueño, aunque no sé si será realista. A mí me parece difícil.

¿En esta etapa de tu carrera te consideras una marca?

Sí, soy una marca. Creo que a través del tiempo he demostrado un perfil, una consecuencia...,  y me parece que mi nombre está instalado en varias generaciones y eso te da el tiempo, la perseverancia y la conexión que puedas tener.

¿Por qué salió del aire “Sin medias tintas”?

Fue una decisión del canal. Y si yo salgo en el otro proyecto con los criterios que he planteado, Aldo (Mariátegui) volverá con "Sin medias tintas", pero con otra persona. Aldo es divertidísimo, lo quiero y respeto. Estoy segura que le irá bien, aunque es a veces se apasiona.

¿Alguna vez perdiste los papeles en TV y te arrepentiste luego?

Muy pocas veces he perdido los papeles y no es lo adecuado porque me gusta el punto medio, el equilibrio. Pero perdí los papeles cuando entreviste al fundador del Movadef (Alfredo Crespo). Me hubiese gustado tener un poco más de tranquilidad, pero su comportamiento me generó una reacción.

EL DATO

"En vivo: con licencia para cantar" irá este 7 y 8 de octubre en el Teatro Peruano Japonés. 

TAMBIÉN LEE EN TV+

TAGS RELACIONADOS