O.J. Simpson (izquierda) junto a su abogado Robert Shapiro durante el juicio en el que se le acusaba del asesinato de su exesposa Nicole Brown Simpson y a su amigo Ron Goldman. (Foto: AFP/Michael NELSON)
O.J. Simpson (izquierda) junto a su abogado Robert Shapiro durante el juicio en el que se le acusaba del asesinato de su exesposa Nicole Brown Simpson y a su amigo Ron Goldman. (Foto: AFP/Michael NELSON)
Juan Luis  Del Campo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Veinticinco años después de que un jurado de Los Ángeles declarara a del asesinato de su expareja Nicole Brown Simpson y su amigo Ron Goldman, las consecuencias del fatídico crimen todavía se sienten no solo en las familias de las víctimas, sino en los cambios que tuvo el proceso judicial en la cultura popular y la televisión.

MIRA: “Los Picapiedra” cumplen 60 años: ¿cómo nació la familia de cavernícolas más querida de la televisión?

Y es que más de , la mitad de la población de los Estados Unidos en ese entonces, se postraron frente a sus televisores ese 3 de octubre de 1995 en el que Simpson, un exdeportista convertido en actor de segunda categoría, fue liberado de todos los cargos por un jurado en una decisión en la que se mezclaron tensiones raciales y uno de los mejores equipos de abogados que el dinero podía pagar.

La ‘serie’ en la que se convirtió el proceso judicial ya había tenido muestras de su popularidad el 17 de junio de 1994, cuando 90 millones de personas siguieron por las noticias la persecución policial de una hora liderada por O.J. Simpson por las carreteras de Los Ángeles.

Con elementos que mezclaban el thriller y la telenovela como un horrendo asesinato, el héroe deportivo caído, una hermosa mujer y su quizás amante, el procedimiento legal dejó de ser para sus espectadores sobre la búsqueda de la justicia para convertirse, durante los 11 meses que duró, en el mejor entretenimiento del momento.

Siguiendo esta tendencia, y ansiosos de aprovechar las gigantescas oportunidades de ráting que significaban, canales como CNN y el entonces nuevo canal Court TV cubrieron los procedimientos religiosamente casi 24 horas al día. Muestra de ello fue que el periodista Larry King mudó su programa de entrevistas de Washington D.C. a Los Ángeles para estar más cerca de la acción y tuvo a representantes de los fiscales y el equipo de defensa como sus invitados frecuentes.

El juicio de O.J. Simpson se convirtió rápidamente en un circo mediático. En esta foto el exdeportista se prueba un guante de cuero encontrado en la escena del crimen. (Foto: AP/Sam Mircovich)
El juicio de O.J. Simpson se convirtió rápidamente en un circo mediático. En esta foto el exdeportista se prueba un guante de cuero encontrado en la escena del crimen. (Foto: AP/Sam Mircovich)

El interés no estuvo relegado solo a los Estados Unidos, con medios de todo el mundo siguiendo paso a paso el procedimiento. Era un fenómeno internacional. El Comercio por ejemplo tuvo como primera plana del 4 de octubre el titular “O.J. Simpson fue absuelto”.

“El ex astro del fútbol americano O.J. Simpson fue absuelto hoy del asesinato a puñaladas de su ex esposa y un amigo de ella, veredicto que puso fin al juicio más sonado en la historia de Estados Unidos”, escribimos en este Diario.

TELERREALIDAD

La popularidad del procedimiento también se extendió también a los protagonistas del juicio. Estaba por supuesto O.J. Simpson, pero también su equipo de abogados conformado por destacados juristas como Robert Shapiro y Johnnie Cochran, hombres de ley ya conocidos por algunos casos de alto perfil, así como por su amigo Robert Kardashian.

Mientras tanto la fiscal Maria Clark también se convirtió en una celebridad, logrando atención mediática inusitada en ese entonces para una mujer de su profesión .

En un contexto increíblemente mediático, las líneas entre la realidad y la ficción empezaron a volverse borrosas. la escritora Lili Anolik argumenta que cuando el juez Lance Ito decidió permitir cámaras en el juicio, esta situación se agravó aún más. “De repente, los abogados no eran abogados; eran abogados interpretando abogados. El juez no era un juez; era un juez actuando como un juez. Lo mismo con los testigos, los expertos e incluso los amigos y familias de las víctimas”.

O.J. Simpson (centro, izquierda) junto a su equipo de abogados Ken Spaulding (izquierda),  Johnnie Cochran Jr. (centro, derecha) y Carl Douglas (derecha). (Foto: AFP / Sam MIRCOVICH)
O.J. Simpson (centro, izquierda) junto a su equipo de abogados Ken Spaulding (izquierda), Johnnie Cochran Jr. (centro, derecha) y Carl Douglas (derecha). (Foto: AFP / Sam MIRCOVICH)

Esto sería el germen que popularizaría un género televisivo antes relegado a la oscuridad: el ‘reality TV’, que aunque ya ejemplos que datan de 1940, como el programa “Queen for a Day” (1945), no ganó su estatus tan prominente hasta finales de los 90. La relación entre el juicio y la telerrealidad queda reforzada por el hecho de que varios de sus protagonistas luego tuvieron carreras en este tipo de producciones, como lo fueron Kato Kaelin, un testigo que vivía con O.J. Simpson al momento del crimen que intentó su suerte con varios programas de ‘reality TV’ o Faye Resnick, una amiga de Nicole Brown autora del libro “Nicole Brown Simpson: The Private Diary of a Life Interrupted” y frecuente colaboradora de “The Real Housewives of Beverly Hills”.

Pero quizás el clan que más se benefició de su papel en el juicio fue el de los Kardashian, donde el patriarca apareció como uno de los confidentes de O.J. Sin este perfil elevado, incluyendo el de Kris Jenner - amiga de Brown- y su entonces pareja Caitlyn Jenner (en ese entonces Bruce) es muy posible que nunca se hubiera estrenado en 2007 el show “Keeping Up With the Kardashians”.

O.J. EN LA ACTUALIDAD

A 25 años del fin del famoso juicio, el evento sigue despertando nuestra imaginación, con documentales, libros y adaptaciones todavía flotando en la cultura popular. La más prominente en los últimos años ha sido “The People v. O.J. Simpson: American Crime Story”, una serie protagonizada por John Travolta y Cuba Goodling Jr. que consiguió varios Emmy en el 2016.

O.J. Simpson fue otorgado libertad condicional en julio de 2017  tras ser acusado de asalto y secuestro en 2008. (Foto: Jason Bean/The Reno Gazette-Journal vía AP, Pool)
O.J. Simpson fue otorgado libertad condicional en julio de 2017 tras ser acusado de asalto y secuestro en 2008. (Foto: Jason Bean/The Reno Gazette-Journal vía AP, Pool)

Y si bien O.J. evadió la prisión por ese crimen, el actor fue posteriormente encontrado responsable de las muertes de Brown y Goldman en un proceso civil en 1997, obligándolo a pagar reparaciones a la familia (condena que ha evitado cumplir más que en lo mínimo). Simpson finalmente sería encarcelado en 2008, cuando fue encontrado culpable de robo y secuestro por un crimen en Las Vegas, Nevada que ocurrió en septiembre de 2007. El exdeportista fue otorgado libertad bajo fianza en julio del 2017 y desde entonces ha mantenido un perfil bajo, aunque con presencias en redes sociales como Twitter donde, entre otras cosas, ha negado ser el padre de Kim Kardashian y sus hermanas.

VIDEO RECOMENDADO

Fallece el dibujante argentino Quino, autor de Mafalda, a los 88 años

Fallece el dibujante argentino Quino, autor de Mafalda, a los 88 años

TE PUEDE INTERESAR