Paris Hilton nos habla sobre "This is Paris", documental en el que relata episodios desconocidos de su vida. (Edición: Bryan Albornoz/ El Comercio)
Melvyn Arce Ruiz

La que nos responde una videollamada por Zoom no se asemeja en nada a la chica que saltó a la fama en 2003 en un reality show llamado “The Simple Life”. No habla con tono infantil y tampoco parece ignorar las cosas básicas de la vida como qué son los impuestos, para qué sirve una waflera o qué se compra en un Walmart, que alguna vez se hicieron ella y en el programa que las hizo conocidas, pero que también les dejó para siempre la fama de chicas tontas.

PARA SUSCRIPTORES: “The Lighthouse”: la crítica de Sebastián Pimentel a la película con Robert Pattinson en HBO GO

Desde su casa en Los Ángeles, Paris Hilton explica que esa es una de las razones por las que le entusiasmó tanto la idea de contar su historia en un documental para que ya está disponible con el título de “This is Paris” (“Esta es Paris”): acabar con el sambenito de ‘rubia cabeza hueca’ que la ha perseguido por tantos años, pese a –en el camino- haber construido su propia cadena de hoteles, lanzado una línea de perfumes que ha reportado en ventas y abierto más de 55 boutiques en el mundo, una de ellas, incluso en el Perú.

En el documental, dirigido por Alexandra Dean, Paris se refiere en varias ocasiones al “personaje” que creó para la TV y se muestran los contrastes que hay entre esa criatura mediática y la mujer fuera de cámaras: sus mansiones tienen grandes armarios porque, ante el ojo público, ella “nunca puede aparecer con un mismo atuendo dos veces”, pero en casa anda en medias y pantalón. En las redes sociales, Paris Hilton parece vivir sin preocupaciones por su condición de heredera de los hoteles que llevan su apellido, pero en el mundo sin filtros, su hermana Nicky le reclama por no tomarse unas vacaciones desde hace 15 años y vivir casi todos los días en un avión, supervisando negocios.

Paris Hilton iba a presentar su documental en el festival de Tribeca, pero la pandemia cambió sus planes. (Foto: Difusión/ YouTube Originals)
Paris Hilton iba a presentar su documental en el festival de Tribeca, pero la pandemia cambió sus planes. (Foto: Difusión/ YouTube Originals)

La realidad vs. el meme

El mundo me conoció con este personaje en ‘The Simple Life’, así que tuve que continuar interpretándolo por muchos años”, nos explica en la única comunicación que tuvo con un medio peruano por el lanzamiento de su película. “Yo siempre he sido una persona naturalmente tímida, interpretar ese personaje fue como llevar una máscara o un escudo para protegerme y no tener que exponerme. Pero ahora he pasado por tantas cosas, tantas experiencias en mi vida que finalmente sé quién soy y estoy orgullosa de esa persona”, continúa.

Paris dice haberse sentido muchas veces herida por ese estereotipo. Es tristemente memorable, por ejemplo, el ‘bullying’ que le hizo David Letterman y son muy populares los memes que usan su imagen para burlarse de la pobreza o ponerla como sinónimo de estupidez.

(Fuente: Facebook)
(Fuente: Facebook)

Me hiere cuando la gente hace cosas así, cuando editan fotos para cambiarle el mensaje a una camiseta que llevaba puesta. Porque esa foto ni siquiera es real. La camiseta en realidad dice: ‘Stop being desperate’/ ‘Dejen de desesperarse’) y la cambiaron por otra cosa”, dice en referencia al meme que la retrata en una fiesta con una frase estampada en el pecho: “Stop being poor” (“Dejen de ser pobres”).

Estoy tan acostumbrada a que la gente haga esas cosas conmigo, y por supuesto ha sido doloroso para mí en estos años, pero yo sé la verdad, sé cómo soy y mis amigos y mis fans también lo saben. Así que no presto atención a los ‘haters’ o las personas que son así porque ese es su problema y obviamente son miserables y no tienen una vida y les gusta hundir a los demás”, explica.

Paris Hilton y Nicole Richie en "The Simple Life", donde las dos jóvenes millonarias dejaban su vida de lujos para realizar  trabajos en granjas, restaurantes de comida rápida, etc. (Foto: Difusión)
Paris Hilton y Nicole Richie en "The Simple Life", donde las dos jóvenes millonarias dejaban su vida de lujos para realizar trabajos en granjas, restaurantes de comida rápida, etc. (Foto: Difusión)

La adolescente víctima de abusos

Paris aborda varios momentos de su historia en el documental: su infancia como miembro de la facción (no tan indecorosamente rica) de los Hilton, la filtración de su video íntimo en 2004 su relación de mentora con (hoy la ‘socialité’ reina), pero es un pasaje doloroso de su adolescencia el que conecta toda la historia, pues ella asegura es el que marcó su carácter para bien y para mal.

Paris junto a su madre, Kathy Hilton, en escena de "This is Paris". (Foto: YouTube Originals/ Difusión)
Paris junto a su madre, Kathy Hilton, en escena de "This is Paris". (Foto: YouTube Originals/ Difusión)

Stars” (“Estrellas”), como la llamaba por aquellos años su padre, Richard Hilton, cambió radicalmente de personalidad entre los 13 y 16. Esa transformación coincidió con la mudanza de la familia a Nueva York, donde la adolescente Paris se vuelve habitual de la vida nocturna. Para frenar esas salidas que resultaban incómodas para la buena fama de la familia, deciden enviarla a un internado, la Provo Canyon School, donde Paris sufrió abusos físicos y psicológicos de los que nunca se atrevió a hablar con sus padres hasta la fecha.

Paris Hilton en su adolescencia.
Paris Hilton en su adolescencia.

Fue muy difícil hablar sobre ello, porque ha sido terrible y una experiencia dolorosa, pero también ha sido un alivio emocional muy grande dejar todo eso salir para poder sanar”, explica Paris en el diálogo con El Comercio sobre aquel colegio en el que se golpeaba a los alumnos y existían carceletas de confinamiento aislado como método de corrección.

Mis padres no tenían ni idea (de lo que pasaba allí). Pensaban que era solo un internado, porque en estos lugares manipulan a las familias para hacerlos creer que se trata de una escuela normal, así que no sabían”, dice. Luego asegura que esa manipulación también implicaba acuerdos con terapistas. “Yo solo salía a divertirme de noche y faltaba a la escuela a veces. No merecía ir allí pero, este terapista en Nueva York al que me enviaron era pagado por Provo para mandar a los chicos al internado, y así terminé yo allí”, recuerda.

He contactado con tantos sobrevivientes que fueron a la misma escuela que yo y me dan las gracias por mi valentía y por contar mi historia. Me dicen que se sentían igual y que no tenían el valor para contar lo que les pasó, pero que por mí finalmente han hablado con sus padres y se enfrentan a sus problemas. El hecho de que esté ayudando a la gente, a que no se sientan solos, hace que haya valido la pena para mí contar lo que pasó”, comenta sobre el que espera se vuelva un movimiento, , para cerrar escuelas como la suya.

En "This is Paris", la socialité reflexiona y reconoce ser una persona tímida que se oculta detrás de un personaje. (Foto: YouTube Originals/ Difusión)
En "This is Paris", la socialité reflexiona y reconoce ser una persona tímida que se oculta detrás de un personaje. (Foto: YouTube Originals/ Difusión)

¿Cuán diferente habría sido su vida sin su paso por la Provo Canyon School? “Definitivamente, no tendría tantos problemas para confiar o no habría tenido tantas relaciones abusivas en mi vida. Lo único bueno que saco de esa experiencia es que, si no hubiera pasado por ella, no sería la mujer de negocios que soy hoy, porque pasar por lo que pasé me hizo tener estas ganas de ser exitosa, de trabajar duro para que nadie pueda controlarme otra vez. No sé si tendría ese impulso de otra forma”, afirma.

La madre de las ‘influencers’

, que trabaja hoy en las redes sociales de Paris y que forma parte del documental, recuerda que construyó una de las firmas de ‘paparazzi’ más exitosas de principios del 2000 a costa suya. Un retrato de la rubia podía valer en su momento entre 15 mil y 1 millón de dólares. ¿Qué pasa si puedes sacar una cifra así en un día solo por una foto? “Originas una guerra”, dice Hasan en la película, que muestra cómo la popularidad de Hilton dio origen al fenómeno de los ‘influencers’, quienes actualmente pueden generar montos exorbitantes por una imagen ‘brandeada’.

A puertas de cumplir 40 años, Paris dice que en cierta forma lamenta haber ayudado a crear “ese monstruo”.

No puedo imaginar ser una adolescente en la actualidad y tener esta presión de ser perfecta y que te preocupen los seguidores, los ‘likes’ y tener que enfrentar los comentarios agresivos. Lidiar con todo eso es la parte negativa. Muchos suicidios se producen por las redes sociales. Yo espero que la gente se dé cuenta que estas cosas no importan y se preocupen más por lo que ellos piensan de sí mismos que por lo que dicen unos extraños en internet”, afirma.

Paris y su hermana Nicky Hilton, quien, junto a su madre, es parte del documental "This is Paris". (Foto: AFP)
Paris y su hermana Nicky Hilton, quien, junto a su madre, es parte del documental "This is Paris". (Foto: AFP)

Finalmente, ese es el ejercicio que se propuso Paris con su película: hacer a un lado los comentarios sobre su vida y recordar su propia historia para volver a reconocerse: “La primera vez que vi el documental para mí fue una montaña rusa de emociones. Estaba feliz, me reía, porque hay partes muy divertidas, pero también me sentí triste, y lloré al ver lo sola e infeliz que era. Ahora ya ni siquiera puedo creer que haya sido posible sentirme así. He descubierto tanto de mí, que soy una mujer muy fuerte pese a todas las cosas terribles que viví y a las experiencias traumáticas por las que tuve que pasar. Me siento orgullosa de la persona en la que me he convertido”.

Afiche del documental de Paris Hilton. (Fuente: Difusión)
Afiche del documental de Paris Hilton. (Fuente: Difusión)

EL DATO

El documental “This is Paris” está disponible desde el 14 de septiembre en el canal de Youtube de Paris Hilton. Puedes verlo aquí:


TAGS RELACIONADOS