El sumo pontífice de los nerds: Jerry Lewis en “El profesor chiflado” ( 1963 ). Además de un comediante genial, fue un cineasta visionario.
El sumo pontífice de los nerds: Jerry Lewis en “El profesor chiflado” ( 1963 ). Además de un comediante genial, fue un cineasta visionario.

Se podría mencionar a los adorables  de distintas series animadas ("Daria" o "Escandalosos"). O evocar la memorable aventura propiciada por un científico atolondrado que empequeñece a sus seres amados con su invento en la película “Querida, encogí a los niños”. También es posible citar la serie que hipnotiza al planeta en estos momentos (es decir, "Game of Thrones"). En su mundo medieval y bárbaro aparece Samwell Tarly (John Bradley-West), un obeso con pocos dotes para la pelea que termina volcándose a los libros.

A este listado de nerds notables pertenecen, además, los protagonistas de "The Big Bang Theory", la serie que, luego de 12 años, se despedirá mañana (la emisión de su episodio final será en EE.UU. En Latinoamérica se transmitirá ese desenlace varias semanas después).

Sheldon (Jim Parsons), de “The Big Bang Theory”, ya no dirá: “Bazinga”.
Sheldon (Jim Parsons), de “The Big Bang Theory”, ya no dirá: “Bazinga”.

Sean 'geeks', genios con poses contraculturales o personas con habilidades sociales heterodoxas, estos cerebritos queribles comparten una cualidad: la maldad no habita en ellos. Prima la nobleza. Y si son malos, ellos suelen ser enfrentados por los omnipresentes superhéroes.

—El rey de la comedia—
"The Big Bang Theory" sigue la tradición de las ficciones que redimen a los nerds.
Todo empezó cuando la aspirante a actriz Penny (Kaley Cuoco) se convirtió en la vecina de los científicos Sheldon Cooper (Jim Parsons) y Leonard Hofstadter (Johnny Galecki) para alterarlo todo. Ahora sus andanzas se terminan. Sheldon ya no dirá: "Bazinga".

Pero acaso hay un referente del club de los nerds que es insuperable: hablamos del mítico actor y cineasta Jerry Lewis. Lo suyo fue mucho más allá de la comedia. Fue un realizador visionario que plasmó un lenguaje explosivo (varios de sus personajes parecen poder caminar en las paredes) para dinamitar el orden establecido. Lewis iba a contracorriente del sistema, los prejuicios, los estereotipos y de lo que supuestamente es normal.

La obra más célebre de Lewis es "El profesor chiflado" (1963), donde un científico que no es precisamente un galán da con una fórmula que lo convierte en una persona con rasgos opuestos.

Su comedia física y gestual es muy influyente. Entre sus alumnos aventajados destaca Jim Carrey. ¿Qué sería de “La máscara” sin las lecciones del maestro?

Hoy el humor subversivo de Lewis es un arte en extinción.

TAGS RELACIONADOS