Redacción EC

Las cascadas tienen un encanto especial en cualquier parte del mundo. Son lugares donde se puede disfrutar de todo el poder de la naturaleza y, al mismo tiempo, de la belleza que esta representa. Pueden ser atemorizantes y deslumbrantes a la vez.

En Laos se encuentran las cascadas de Kuang Si, una de las más hermosas del país. Su enorme caída de 50 metros y sus piscinas naturales la convierten en un gran atractivo para los turistas quienes las recorren para contemplar su belleza y refrescarse en sus aguas cristalinas.

Rodeada de enormes árboles, una visita a Kuang Si es una manera de acercarse a la naturaleza y explorar todas las maravillosas sorpresas que esconde.

TAGS RELACIONADOS