Redacción EC

Entre las aguas termales y geiseres de Wai-O-Tapu en , se encuentra una curiosa laguna que llama la atención por su intenso color verde y su peligrosidad.

Conocida como Devil’s Bath o El Baño del Diablo, la piscina natural se formó en una depresión creada a partir de una posible erupción a nivel del subsuelo al estar en un área volcánica. A diferencia de los colores rojos y azules que abundan en el lugar, esta laguna tiene una tonalidad verde muy intensa debido al azufre que emanan hacia la superficie desde ahí.

Los turistas no pueden acercarse al área por ser muy peligrosa pero pueden obtener una vista sorprendente de su intenso color desde un mirador en lo alto. No se conoce el origen exacto de este fenómeno natural pero es una de las atracciones más populares de Wai-O-Tapu.

TAGS RELACIONADOS