Eduardo Lavado G.

Una imagen icónica de la televisión de los años 80 es la de Don Johnson manejando, con sus inolvidables sacos, una lancha a todo motor por la bahía de Era un emblema de la recordada serie “Miami Vice” y muchos alucinaban con vivir esa experiencia. Pues la posibilidad no es tan lejana como puedes creer.


El viento en el rostro

La zona de Bayside en Downtown Miami posee una serie de atractivos para quien busca algo más que playas. Uno de ellos es , que desde el 2006 brinda la opción de gozar de los encantos de la ciudad a bordo de veloces y coloridas lanchas.

La empresa tiene dos tipos de embarcaciones. Los Thriller Miami Speedboats son catamaranes de 16 m que pueden acomodar hasta 36 pasajeros en tours de 45 minutos todos los días desde las 11 a.m. hasta la caída del sol. La tarifa es de US$38 por adulto y US$24 para niños hasta 11 años.

Durante el recorrido se disfruta del canal de cruceros, PortMiami, la estación de Guardacostas, la isla monumento de Flagler, Venetian Island y Star Island, donde la nave desacelera para dar cuenta de las mansiones de varias celebridades. Retomando su máxima velocidad (90 km/h) salen al océano Atlántico para pasear a lo largo de South Beach, donde puedes apreciar el distrito Art Deco.

Por otro lado, Thriller Miami Hurricane es un jetboat que lleva hasta 85 participantes en una excursión de 45 minutos acelerando y dando giros de 180 grados alrededor de Biscayne Bay. En esta aventura puedes terminar empapado, pero habrá valido la pena

¿Cómo llegar?

LATAM, American, Avianca y Copa son las principales aerolíneas que vuelan a Miami, bien sea de manera directa o con escala, dependiendo del precio que quieras pagar (desde US$501). Las tarifas obedecen a las temporadas. Atentos a las promociones on-line.

¿Qué hacer en Bayside?

El puerto de Bayside permite toda clase de aventuras. Además de las lanchas de velocidad hay cruceros para quienes gustan de las fiestas o los casinos, y otros para salir de pesca. Al retorno, disfruta de langostas y ostras frescas en los restaurantes de la bahía.