Redacción EC

Así como asegura entretenimiento para los grandes, de igual manera ofrece muchas opciones divertidas para los pequeños. Pasea con tus hijos por el Central Park, pues el ingreso es gratuito y hay zonas ideales para realizar un pícnic, como East Meadow y Sheep Meadow.


En el patio de juegos Billy Jhonson, dentro del mismo parque, podrán deslizarse en el tobogán de piedra de 13 m de largo. Por otro lado, no pueden obviar los espectáculos teatrales de . El boleto para “El Rey León” vale desde US$99; para “Frozen” o “Aladino”, desde US$57,50.

Otro plan fantástico es admirar juntos las maravillas del mar desde el New York Aquarium. Hay shows con leones marinos, una sala para contemplar peces y arrecifes de colores y un inmenso acuario con tiburones, tortugas y mantarrayas.

¿Seguimos? ¡Estallen de alegría en Coney Island Luna Park! El ticket para hacer uso de los juegos mecánicos de forma ilimitada va desde US$40. Para reducir la adrenalina, acudan a Gulliver’s Gate, en Times Square. Se trata de una muestra que exhibe más de 25 ciudades en miniatura: desde el monumento indio del Taj Mahal hasta las ruinas mexicanas de Chichén Itzá (adultos US$31 y niños US$22).

En cuanto a museos, piérdanse por el American Museum of Natural History; especialmente, en la sala Discovery, ya que encontrarán réplicas a gran escala de mamíferos, aves e insectos. Y si desean, armen esqueletos de reptiles. Finalmente, den una vuelta por Children’s Museum of Manhattan. Aprenderán de forma interactiva sobre historia y recursos naturales.

¿Cómo llegar?

Viaja con Delta Air Lines desde US$764 y haz una escala en Atlanta, o vuela directo con United Airlines desde US$1.020.

¿Dónde alojarte?

Una habitación para cuatro personas en New World Hotel, a 5 km del centro, vale US$162 por noche. En el Best Western Plaza Hotel, ubicado cerca de la terminal Grand Central, está desde US$245 (incluye desayuno americano).