Redacción EC

En el año 1962 Marlo Brando se encontraba rodando una película y descubrió los encantos de la Polinesia. Años después, el actor se convertiría en el dueño de una pequeña isla al norte de Tahití llamada Tetiaroa. Hoy, esa hermosa isla ha sido convertida en un hotel de lujo.

El espectacular hotel exclusivo cuenta con una pista de aterrizaje para quién los necesite. Debido a su ex dueño, el resort fue llamado “”.

El hotel The Brando tiene todo lo que uno puede necesitar y los huéspedes se pueden bañar tanto en las piscinas como en el mar de la isla. Pasar una noche en ese lujoso hospedaje te vale desde 3,750 dólares la noche en una villa para una o dos personas,  y hasta 11,250 dólares por las villas en las que caben hasta seis huéspedes.