Rosario Castro Pacheco

El sábado pasado, el carnaval afrobrasileño de Recife, capital del estado de , se apoderó de la en Barranco. Las máscaras, pequeños paraguas de colores y hasta un gallo hecho con banderines y papel seda multicolor coronaban la decoración de todo el local; mientras que un DJ se empeñaba en mezclar la samba, el frevo y el funk para encender las vibras juergueras de todos los asistentes, quienes ya le daban el primer sorbo a sus caipiriñas (coctel brasileño).

El estar lejos de su tierra y perderse los días de carnaval motivó a Fernando Livramento, de Sao Paulo; y a Marcus Martinez y Afonso Agra, ambos de Recife, tres amigos brasileños que radican en Lima desde hace poco más de 10 años a organizar su propio carnaval en nuestra capital. Se esmeraron en recrearlo y por ello se inspiraron en el Galo da Madrugada, fiesta recifense considerada por el libro de los Récords Guinness como el mayor desfile carnavalesco del mundo. ¿En qué consiste? Se trata del ícono del carnaval pernambucano, la jarana se apertura con la salida del gallo, una escultura de alrededor de 30 metros de alto que se pasea sobre un carro alegórico por el centro de Recife, durante todo el día. Un pasacalle gratuito, abierto a todo el público que se encuentre de paso por la zona, quienes además, se unen al desfile luciendo sus mejores disfraces y su talento para seguir el ritmo del frevo, danza local que mezcla la percusión y pasos de capoeira.

(Foto:“Galo no Perú”)
(Foto:“Galo no Perú”)

La fiesta en Lima

Así, tal cual, Fernando, Marcus y Afonso lo festejaron en el distrito limeño de Barranco. La fiesta denominada “Galo no Perú” congregó a casi 500 brasileños que viven en Perú desde hace más de 50 años, peruanos, venezolanos y todo aquel que quería experimentar la fiesta de Recife. La música, el factor más importante del carnaval, estuvo a cargo de Retumbayá, colectivo peruano de percusión de música afrodescendiente, quienes pusieron a todos a bailar con la batucada (ritmo brasileño de influencia africana); también se gozó con el axé, ritmo tradicional de Salvador de Bahía, y para ello se contó con el concierto de la artista brasileña Brenda Carvalho y su grupo Exporto Brasil. Después, la alegría de la tarde quedó en manos de los también brasileños Rafa Pacheco, Leo Do Cavaco y de la agrupación Samba do galo, quienes invitaron a todos a danzar la samba y el frevo. Esta última danza se acompañó con la puesta en escena de la academia de capoeira Gerais, de orígenes brasileños con 14 años en el mercado limeño.

Como en toda fiesta, no puede faltar la comida y bebida. Por supuesto, el menú rindió culto a la gastronomía de Brasil: como plato de fondo se sirvió feijoada (frejoles negros y carne de cerdo), preparada por Marilene Luna, brasileña que radica en nuestro país desde hace más de 30 años, y brochetas de pollo a la parrilla coronadas con abundante harina de yuca; para picar, se ofreció coxinhas (croquetas rellenas de pollo), tapioca y bolitas de feijoada; y los dulces como el brigadeiro (bombón de chocolate), el açaí y el quindim (similar al flan, hecho con huevo, azúcar y coco rallado) conquistaron el paladar de los asistentes. Ahora bien, la barra estaba destinada para cocteles como la caipiriña, principalmente; y la caipiroska, en la que se sustituye la cachaza por el vodka.

(Foto:“Galo no Perú”)
(Foto:“Galo no Perú”)

Se queda en Perú

“Galo no Perú” se celebra desde marzo del 2019, en aquella primera edición se desarrolló un evento privado en el que participaron cerca de 200 personas, brasileños en su mayoría. Para este año, en vista de la demanda, los organizadores decidieron hacerlo más público y promoverlo en redes sociales y a través de la Embajada de Brasil; asimismo, se coordinó el apoyo de empresas brasileñas con sede en Perú, como María Panela, Ponto Brasil, restaurantes de comida típica, y Brasuca, que fusiona comida peruana y brasileña; OakBerry, único local brasileño de açaí en nuestro país; Velho Barreiro, proveedores de la cachaza en Lima; y Natura, empresa brasileña de artículos de higiene y cuidado personal. El carnaval “Galo no Perú 2021” ya está en agenda, se trata de una fiesta que vino para quedarse en nuestro país y que será el primero de futuros eventos del calendario festivo brasileño como la Fiesta Junina a San Juan, en junio, y la fiesta de independencia en setiembre.

VIDEO RECOMENDADO

Carnaval de Río de Janeiro durará 50 días

Brasil: carnaval de Río de Janeiro 2020 durará 50 días

TE PUEDE INTERESAR