Desde las cero horas de hoy se restableció el servicio de trenes hacia Machu Picchu. Ferrocarril Transandino S.A. (FTSA), concesionario de la vía férrea en el sur y sur oriente del Perú, suspendió durante el día de ayer las actividades como medida de precaución ante el aumento del caudal del río Urubamba debido a las fuertes lluvias.

Algunos turistas nacionales y extranjeros tuvieron que reubicar sus fechas de visita a la ciudadela inca ubicada en Cusco, mientras que a otros se les devolvió el dinero.

Por ejemplo, uno de los operadores, Perú Rail, dio cuenta de un 40% de devoluciones y un 60% de reubicaciones, tanto para clientes que compraron sus boletos en los puntos de venta directos, como para quienes los adquirieron a través de agencias.

La compañía informó que el caudal del río ha disminuido y la vía férrea se encuentra en condiciones adecuadas para el paso seguro de los trenes.

La suspensión del servicio buscó prevenir que el paso de los trenes y la seguridad de los pasajeros estén en riesgo por eventuales desbordes.