Redacción EC

Tingo María es considerada la puerta de entrada a la Amazonía peruana, pues es el primer contacto con la selva alta del país.

Empieza tu recorrido en la Plaza de Armas, diseñada en forma de arco. A 6 km de allí, encontrarás las aguas sulfurosas de Jacintillo, una lagunilla de tonalidades turquesas, a la que se le atribuyen propiedades medicinales para la piel, debido a su alta concentración de azufre.

A menos de 1 km de dicha lagunilla, verás los densos bosques de esta región. Intérnate en ellos y explora el Parque Nacional de Tingo María. Se trata de una zona protegida de 4.777 hectáreas, que data de 1965 y donde habitan 104 especies de animales, como el oso perezoso de tres dedos, el pez bagre o el gallito de las rocas. Además, concentra 144 tipos de plantas, entre orquídeas, helechos y begonias.

GUÍA DEL VIAJERO

¿Cómo llegar?
Toma un vuelo de Lima a Huánuco en LC Perú o Star Perú desde US$162. Luego, aborda un colectivo hacia Tingo María desde S/15. Tardarás tres horas.