Redacción EC

"Este es uno de mis lugares favoritos, por eso me encanta regresar cada vez que puedo. A penas llegas, sientes ese aire de campo tan diferente al de la ciudad.

Lunahuaná es el destino perfecto para quienes desean ´turistear´ y cuentan con poco tiempo. Está a solo tres horas de Lima, pero al llegar les parecerá como si estuvieran en la sierra, con un clima riquísimo, soleado todo el año.

Aquí la gente viene por las variadas actividades que hay para realizar, sobre todo los aventureros. En el centro de la ciudad van a encontrar a personas dispuestas a ofrecerles un momento de diversión haciendo canotaje por el río, canopy o paseando en cuatrimotos. Los precios no son tan caros, van entre los S/.30 a S/.40, según cómo uno negocie. 

Un lugar que yo recomiendo si es que planean quedarse a dormir, es el hotel “La Confianza”, a pocos minutos del centro. Van a disfrutar de un ambiente acogedor no solo por la bella vista natural que tiene, sino por sus cómodas y pacíficas habitaciones en casitas de madera que llaman la atención por no tener ni un solo interruptor, la idea es que realmente te ´desconectes´ de la rutina, de la bulla. Además tienen piscina, zona de juegos, ambiente de parrillas y restaurante con platos desde S/.20. e incluso, zona de bar en donde pueden pedirse los tragos de la casa para brindar con sus seres queridos. Recomiendo tomar sus macerados.

Por la tarde hay que darse un tiempo para salir a caminar. Recuerden que en Lunahuaná todo está cerca. De todas maneras tienen que darse una vuelta por la Plaza de Armas, es bonita y muy tranquila. Vayan a conocer su iglesia colonial y si no es muy tarde y todavía está claro, también el mirador del pueblo, que está a unos 10 minutos a pie, en una parte alta. Desde ahí tendrán la mejor vista de la ciudad, en donde las casitas están adornadas de mucho verde y un cielo limpio. ¡No se vayan sin una foto!"

TAGS RELACIONADOS