¿Cómo aliviar la tensión en la oficina?
¿Cómo aliviar la tensión en la oficina?

Cinco de siete días de la semana pasamos nuestras horas trabajando en una oficina. Nuestro centro de labores es considerado el segundo hogar y las colegas, nuestras compañeras. Por lo que es importante mantener un agradable conducirnos con respeto y cuidar nuestras relaciones interpersonales. Sin embargo, a veces hay factores externos que cargan el ambiente y causan malestar.

Eduardo Rizo-Patrón, gerente de Adecco, señala que el mal clima laboral se origina por ausencia de liderazgo, mala comunicación, chismes y rumores. Además indica que la falta de herramientas para realizar las labores en tiempos concretos, la desorganización y la falta de compromiso desencadenan un mal desempeño de los colaboradores y dificultan el logro de resultados, lo cual genera más presión de las gerencias y se manifiesta en un clima tenso.

Con esta presión llegan los conflictos, el estrés y disminución de la productividad. ¿Qué podemos hacer para revertir estas situaciones? El experto recomienda:

1. Ser una buena lideresa: una que motive y guíe a su equipo, que realice el trabajo con él y lo apoye, que vele por sus intereses y que sea justa.

2. Mantener una buena comunicación: decir las cosas con claridad, responder los e-mails y los pedidos de reuniones, compartir la información, preguntar cuando algo no está claro.

3. Ser organizada: manejar un calendario por tareas con objetivos definidos. Debe haber momentos de trabajo arduo para llegar a las metas, momentos para la planificación y la estrategia, pero también se debe contemplar un espacio para la integración. El buen manejo del tiempo permite que se realicen actividades que, a pesar de ser diferentes en su naturaleza, creen un impacto positivo en el equipo y en los resultados.

4. Manejar herramientas adecuadas: tecnología de punta, buenos equipos, capacitaciones y actualizaciones que ayuden a realizar el trabajo eficazmente y en menor tiempo.

5. Ser integradora: es importante simpatizar con tu equipo de trabajo para ganar confianza y mejorar la comunicación.

Todos estos puntos están relacionados entre sí. La clave, finaliza Rizo-Patrón, es identificar las debilidades del equipo y laboral para aliviarlo.