Inés Temple: Ocho ideas para mejorar la empleabilidad
Inés Temple: Ocho ideas para mejorar la empleabilidad

La comunicación es fundamental para relacionarnos con lo demás. Sin embargo, algunas personas parecen tener una mejor capacidad de expresarse dejando una buena impresión, lo que es importante en un ambiente laboral.

Dentro de una oficina hay jerarquías que deben respetarse, momentos que se prestan para hablar y temas que no se deben tocar. Todo eso implica detenernos un poco antes de comentar para no meter la pata.

Sigue estos cinco consejos para que la próxima vez que te pidan tu opinión, los dejes con la boca abierta.

1. Tomate el tiempo para pensar

Hay situaciones durante la jornada de trabajo en las que se te pedirá tu opinión. Sin embargo, debes recordar la importancia de elaborar bien en tu cabeza lo que vas a decir para que sea conciso, suene bien y resuma la idea principal que quieres expresar. Tardarás más en responder pero no quedarás mal.

2. No hables con el hígado

Puedes tener muchas ganas de gritarle a la persona que hizo mal un trabajo o de decirle a tu supervisor qué es lo que verdaderamente piensas de él, pero en el fondo sabes que eso no te ayudará en nada. Antes de estallar, respira profundo y reflexiona sobre lo que vas a decir.

3. Conoce con quien estás hablando

Una conversación con tu amiga de trabajo nunca será la misma que una con tu jefe. Si bien puedas tener mucha confianza con tus superiores, siempre debes recordar el rango que tienen dentro de la empresa. Emplea un vocabulario y un tono de voz adecuado para el lugar donde se encuentran.

4. Reconoce la importancia del lenguaje no verbal

La comunicación no solo se realiza con palabras sino también con el lenguaje no verbal. En ocasiones nuestra forma de hablar, expresiones faciales o la simplemente la forma como nos paramos frente a otras personas pueden decir más que lo que hablamos. El contacto visual también es importante pues demuestra interés y respeto.

5. Aprende a leer

Con lectura no solo nos referimos a libros, los cuales también son útiles para mejorar tus habilidades pues amplían tu vocabulario y aprender usos nuevos para algunas palabras. Para comunicarte bien, tienes que detenerte un momento en lo que lees, comprenderlo e identificar la idea principal del documento o correo recibido. A veces estamos tan apuradas que olvidamos ese detalle.

TAGS RELACIONADOS