Tomar la decisión de independizarte puede llenarte de emoción, sobre todo si decides vivir esta aventura junto a un amigo o amiga y compartir los gastos de su nueva casa. Pero cuidado, hay algunas reglas que cumplir para una sana convivencia. Sigue estos consejos:

1. Cumple siempre con la parte que te toca de las tareas domésticas. Lavar, limpiar la casa, sacar la basura, entre otros.

2. Si decides hacer una reunión con amigos, haz la consulta a tu roommate y ofrécete a dejar todo limpio. Consulta si a tu compañero le molesta el ruido y si está de acuerdo.

3. Si deciden repartirse los gastos de la comida en la casa, un detalle tan pequeño como avisar que te comiste el último yogurt que quedaba, será de gran ayuda para una buena convivencia.

4. No te atrases en los pagos y no permitas que por tu culpa se corte el servicio de agua, luz, cable o internet pues eso puede provocar un gran problema.

5.  Respeta el espacio de la otra persona. No por vivir juntos tienen que hacerlo todo de a dos. Aprende lo que significa una puerta cerrada.

(Foto: Shutterstock)

6.  En cuanto a la decoración del espacio en común, utiliza estanterías para almacenar los objetos de ambas personas. Se recomienda que el mobiliario tenga un estilo neutro, recuerda que no a todos les tiene que gustar tu mesita vintage comprada en el anticuario y pintada de fucsia.

-7. Si cuentan con espacio en la cocina, cada uno de los habitantes puede tener una despensa independiente que albergue los productos de uso personal y así evitar que estos se consideren de consumo común.

8. Deja definidas las visitas de tu pareja. Evita que el departamento que era para dos, termine siendo para tres. Para tu compañero de casa, no será muy agradable incluir a una tercera persona.

9.  Si ensucias, limpia. No dejes que la flojera te gane y esto termine siendo tarea de tu roommate, pues a la larga puede cansarse de la situación.

 

TAGS RELACIONADOS