Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
en vivo

Día del Padre: "Tengo dos papás, uno biológico y otro que me adoptó por amor", por Ximena Galiano

Ximena Galiano tiene 24 años. Su papá, Willy, falleció antes de que ella naciera. Sin embargo, tres años después llegaría a su vida Carlos, su papá por elección y 'su más linda historia de amor'. A propósito del Día del Padre, descubrimos más de sus memorias. 

La vemos siempre sonriente, extrovertida y carismática. Pocos creerían que la historia que hay detrás de Ximena Galiano es muy diferente a los sketchs que ella comparte en redes sociales. Un accidente automovilístico la separó de su papá sin siquiera haberlo conocido, pues aún se encontraba en el vientre de su mamá. Sin embargo, el tiempo se encargaría de poner en su vida a una nueva persona para acompañarla durante su camino. 

En el marco del Día del Padre, Ximena Galiano nos comparte sus memorias más valiosas, protagonizadas por los hombres más importantes de su vida: Willy y Carlos, sus papás.

Cuéntame sobre tus papás. 
​Yo tengo dos papás, uno biológico y otro que me adoptó por elección, por amor. Mi papá biológico es Willy Galiano y él falleció antes de que yo nazca. No lo pude conocer. A Carlos lo conocí cuando tenía más o menos tres años. 

¿Fue difícil lograr 'conectarte' con Willy al no haberlo conocido?
Encontré maneras de conectarme con él espiritualmente. Cada vez que escucho historias sobre él… creo que siempre, aún teniendo ya 24 años, sigo conociéndolo. Siempre salen nuevos pasajes, anécdotas y experiencias; que me comparten sus amigos, mi mamá y mi familia. Así fue como construí una imagen.

¿Qué más te han contado de él (Willy)?
​Mi papá (Willy), era de la Fuerza Aérea, piloto de helicóptero. Él falleció en un accidente automovilístico en enero de 1995. Algo que me dice mi mamá, cuando alguna vez le he preguntado cómo era él, es que se parecía mucho a mi papá Carlos. Yo creo que mi papá Willy lo puso en mi camino, hizo que él esté aquí conmigo. Además, mi papá tenía, según lo que me cuentan, un espíritu marcado por la fortaleza. Era el hijo protector de la casa, muy maduro, responsable. Esas son cosas que, a pesar de no haberlo conocido, admiro mucho de él.

¿Recuerdas cómo conociste a Carlos?
Sí. Mi mamá nos llevó a pasear juntos, con mi hermana también, para que podamos conocernos. Recuerdo que él me hacía muecas y me compró un helado. En ese entonces mi papá Carlos tenía 27 años... y no sé, lo admiro al pensar que siendo una persona tan ‘chibola’ asumió el rol de padre de dos niñas (ella y su hermana) que solo tenían 3 y 4 años.

¿Qué más valoras de él?
​Yo siempre digo que lo nuestro es una historia de amor. Y que lo lindo de esta historia es que él me eligió a mí y yo a él. Él (Carlos) asumió esa responsabilidad y un gran cariño por nosotras (Ximena y su hermana). Admiro su fortaleza y sinceridad, que me siga enseñando mucho todos los días. Me habla sobre el valor de la familia, la importancia de no dejar a los que han estado contigo desde el inicio.

¿Cuál es el momento que más recuerdas al lado de Carlos?
​La primera vez que le dije papá. Yo tenía como 6 años y fue una tarde cuando él llegó del trabajo a la casa de mis abuelos, donde vivía. Recuerdo que bajé las escaleras, lo vi, y grité ¡Papiiii! (risas). Él me abrazó fuerte. Ese fue el momento donde se rompió el lazo que me hacia llamarlo solo ‘Carlos’ y pasé a decirle ‘papá’.

Volviendo a Willy, ¿qué crees que te aconsejaría si estuviera a tu lado?
​Creo que mi papá me diría que siga persiguiendo mis sueños. Que sueñe en grande. Creo que es lo mismo que mi papá Carlos me dice hasta hoy. Mis papás nunca me han cortado las alas, y yo imagino que mi papá Willy tampoco lo habría hecho. Yo me siento muy especial al poder llevarlo en mi corazón. Él está conmigo siempre.

Y, ¿qué palabras le dedicarías a Carlos este Día del Padre?
Le diría que lo amo mucho. Que le agradezco por siempre estar, por haber elegido que yo sea su hija hace más de 20 años, y que eso no haya cambiado con el tiempo. Que es el hombre de mi vida. Que le agradezco también por no cuestionar mis decisiones, sino por apoyarlas y darme la confianza de siempre poder acudir a él. No tengo dudas de que siempre va estar para mí.

Por último, ¿qué le dirías a las personas que han vivido situaciones similares a la tuya?
​Que al final siempre va a haber una conexión espiritual con esa persona que no está. Que siempre hay maneras de conectarse, de pensarla, recordarla y hacer cosas en su honor. Creo que eso sirve mucho para salir adelante. La familia es aquello que se forma con el tiempo, no necesariamente los lazos de sangre son los que nos determinan como familia. La familia también se puede elegir, se puede formar, puede sanar con amor.

Tags Relacionados:

Día del Padre

Ximena Galiano


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada