Envíos románticos: Regalos que pueden llegar a la oficina
Envíos románticos: Regalos que pueden llegar a la oficina

No hay nada más bonito que una sorpresa, más aún en el Muchos chicos sacan su lado romántico y sorprenden a sus enamoradas enviándoles algún bonito detalle a su centro de trabajo o viceversa.

Estas son algunas ideas con las parejas se han sorprendido en el trabajo.

El almuerzo. Mándale a tu media naranja el almuerzo comprado en su restaurante preferido. Las compras por internet son muy útiles para este tipo de regalos así como las empresas que realizan este servicio previa reservación.

Artículos para la oficina personalizados. Para un trabajo donde son muy necesarios los lapiceros o tener a la mano papeles para apuntar algunas cosas, qué mejor que enviar un bloc de notas con algún mensaje en la tapa y hojas con diseños creados por la pareja. O mandar a grabar un lapicero con tu nombre y un mensaje. Es una forma de tener presente al otro durante todo el día.

Cupcakes. Nada más rico que recibir un dulcecito para después de almuerzo. Hay varias pastelerías que ofrecen el servicio de delivery o, si se ponen más románticos, el que regala los hornea.

Una cafetera personal. Un chico sabía que su enamorada era fanática del café y, para ahorrarle el trabajo de salir de la oficina a buscar una cafetería, decidió mandarle una mini cafetera que puede colocar en su cubículo. Un detalle algo costoso pero con un dulce sabor.

Una botella de vino. ¿A quién no le gusta relajarse después de la oficina con una copa de vino? Este regalo es bueno para chicos y chicas. Enviar una botella de vino en un bonito empaque a la oficina con un mensaje romántico y seductor con un “Nos vemos más tarde” es un detalle que mantendrá al otro esperando ansioso la hora de salida.

Con estas dos cosas no hay pierde pues a las chicas nos encantan. La mayoría de chicos optan por enviar esto a sus parejas, pero lo bonito es cuando se dan el trabajo de buscar el arreglo con las flores que más nos gustan o una marca de chocolates que no comemos muy a menudo.

Un cupón sorpresa. La venta de cupones por internet ha crecido mucho en los últimos años y son un detalle agradable. Pero si de verdad se quiere sorprender, lo mejor es comprar un cupón para una escapada romántica de fin de semana o una noche en un hotel elegante. Puedes hacer esto: desde tu correo corporativo envía un mensaje con un asunto “serio” y dentro sorprende a tu pareja con el cupón que ya compraste.

Un libro. En una ciudad donde el transporte público es usado por la mayoría de la población, un libro siempre es un gran acompañante para esos viajes. Es cuestión de investigar un poco en el tipo de lectura que le gusta a la pareja y buscar algo similar en la librería.