Julia Urrunaga «Este trabajo me ha renovado la fe»
Julia Urrunaga «Este trabajo me ha renovado la fe»
Redacción EC

Un día, Julia Urrunaga decidió ver las cosas de otra manera. «Decidí tener una aproximación más positiva sobre la vida». Así de simple. Ella estudió periodismo y lo ejerció con pasión durante 10 años. Su enfoque fueron los actos de corrupción y los abusos de poder, o como ella lo dice: «los desastres». Para alejarse de estos, regresó a la universidad. Poco a poco conoció otro Perú. Dejó de lado los escándalos políticos y descubrió, por ejemplo, que los bosques mejor conservados en el planeta son aquellos habitados por comunidades indígenas. Investigó, entonces, los problemas del sector forestal en nuestro país y como actual directora de los Programas en Perú de Environmental Investigation Agency se mantiene en contacto con las organizaciones indígenas.  

Ahora, también, es una mujer más apasionada. Dispuesta a enseñarles a sus hijos mellizos de 4 años que cada criatura en el mundo tiene un hogar y este debe de ser respetado; que cosas simples como lavarse los dientes mientras el caño está cerrado hacen una diferencia y que cuidar el medio ambiente es una tarea difícil, pero que te llena de energía positiva. De hecho, si Julia tuviera que hacerte una sola pregunta sería: ¿Te sumas?

¿Qué haces en casa para cuidar el medio ambiente? Trato de criar a mis hijos como ciudadanos responsables con el planeta. Saben que cerramos el caño cuando nos lavamos los dientes o nos enjabonamos las manos, saben que cuando hace mucho calor es más fresco sentarnos bajo un árbol que bajo un techo de cemento. Conversamos sobre el respeto que merecen todos 

los seres vivos; que si nos da miedo un cocodrilo porque nos puede comer, no hace falta que lo matemos, si no que basta con que no invadamos su casa. 

¿Qué cosas han cambiado desde que trabajas por la naturaleza? Antes, como periodista de investigación, me enfocaba en historias muy duras. Estas me dejaban con mucha rabia –por la impunidad– o con una gran tristeza –por no poder hacer nada para solucionar algunas cosas–. Ahora también veo cosas que no funcionan, pero estoy rodeada de gente con mucho positivismo. Hay personas que he conocido en estos últimos años de trabajo que me renuevan la fe en lo que es posible. 

¿Qué actos contra el medio ambiente son los que más te indignan? 

El abuso, la injusticia y la prepotencia. También la gente que cree que tiene más derechos que otros. Me frustra que seamos un país tan enfocado en el desarrollo de las ciudades, sin preguntarnos de dónde es que vienen todos los servicios ambientales que consumimos.

¿Qué película o libro recomendarías sobre este tema?

«Nuestra lucha». Este es un documental de 7 minutos que cuenta la historia de las viudas de Saweto. Sus esposos fueron asesinados por luchar contra la tala ilegal y ellas, pese al dolor, mantienen viva esa lucha. Es importante ver lo que ellas hacen para que uno se pregunte ¿Yo qué estoy haciendo por el medio ambiente?

Después de la COP ¿Qué cambios esperas? 

Más allá de lo que se avance o no en las negociaciones, espero que una reunión mundial de este calibre nos deje una mayor curiosidad como sociedad sobre lo que es el cambio climático y por qué preocupa a tanta gente en el planeta.

¿Estás convencida de que todos podemos hacer algo por el medio ambiente? 

Claro que sí. Cualquier acto, por más mínimo que sea importa. Aunque creo que siempre se puede hacer más. Por ejemplo, si tú y tus vecinos están hartos que no haya recojo de reciclaje en tu distrito, pueden coordinar por Facebook y pedir una reunión con el alcalde. Lo que hacemos en casa es importante, pero no suficiente. 

Perfil

Julia Urrunaga es directora de Programas en el Perú de Environmental Investigation Agency (EIA). Estudió Periodismo en la Universidad de Lima y Relaciones Internacionales en la Universidad de Yale. Ejerció Periodismo de Investigación por un poco más de una década y ahora es especialista en el sector forestal. Está casada y es madre de un niño y niña de 4 años y de un labrador de 5. Su hobby de toda la vida son las manualidades y desde que nacieron sus hijos, redescubrir el mundo con ellos. Placeres culpables: disfruta de los chocolates y el vino. (Aunque no se siente culpable por ello). https://eia-global.org/