Te despiertas un día muy temprano, te vistes de una manera elegante y partes con muchos nervios para presentarte a una entrevista de . Probablemente sientas mucho temor por la persona que está frente a ti y pienses que él también se ha preparado de la misma manera para conversar contigo. Sin embargo, no siempre es así. Conoce algunos mitos que suelen existir en estas entrevistas:

1. El entrevistador hace muy buenas preguntas. En muchas ocasiones los entrevistadores no saben por dónde llevar la conversación y solucionan todo diciéndote “háblame de ti”. No suelen tener todo planeado.

2. El entrevistador llega muy preparado. Debes tener en cuenta que esa persona tiene una gran cantidad de entrevistas que debe realizar durante esa jornada. No siempre estará pensando en qué cosas le debe decir a cada uno. Ellos normalmente improvisan.

(Foto: Shutterstock)

(Foto: Shutterstock)

3. Quieren que aceptes una taza de café. Los entrevistadores te suelen ofrecer algo de tomar simplemente por ser amables. En realidad prefieren no tener que pararse a servirte algo en caso de que hayas aceptado.

4. Hay una respuesta correcta siempre. Algo que debes saber de los entrevistadores, es que les gusta ver cómo te manejas bajo presión ante una determinada pregunta. No siempre existe una respuesta exacta que los haga feliz.

(Foto: Shutterstock)

(Foto: Shutterstock)

5. Mientras más larga sea tu respuesta, mejor. Eso es otro de los mitos de las entrevistas. Debes olvidarte del popular ‘floro’ e ir al grano en cada una de tus respuestas. Ellos quieren escuchar algo específico y no tener que volverte a preguntar lo mismo.

6. Lo único que importa es tu talento. Es cierto que los entrevistadores analizan tus habilidades para el puesto al que postulas, pero debes tener en cuenta que ser una persona simpática y amable también será importante en la decisión final.

 

TAGS RELACIONADOS